viernes, 24 de abril de 2009

ANIMALILLOS


A veces me da por mirar hacia nosotros, los humanos, como meros animalillos temblorosos y asustados que, conscientes de nuestra propia mortalidad, buscamos un sentido a todo lo que hacemos o vivimos para buscar una respuesta imposible de encontrar.

De allí que, muchas veces, reste importancia a según qué comportamientos y tenga una capacidad inusitada de comprensión.

No hay comentarios: