jueves, 4 de agosto de 2011

¡QUE NERVIOS!


Se acercan las fiestas patronales de esta mi Güeskonsin querida del alama y como todos los años ¡ya me he puesto nerviosa!.  Sólo faltan cinco días y hay que apurar los preparativos: comprobar la ropa blanca, buscar la pañoleta verde, comprar la albahaca, preparar la bota de vino, reservar mesa para el almuerzo antes del chupinazo... ¡que estrés!.

Hay que ponerse de acuerdo y decidir cuántos somos, dónde nos encontramos, quiénes suben al chupinazo, dónde quedar con los que no, ¿reservamos para la comida del mediodía o mejor no por si estamos muy borrachos?.

Que no se nos olvide un protector estomacal antes de salir de casa y el ibuprofeno preparado en el botiquín para el día después.  Ah si! reservar para el vermout del día diez, día grande.

No sé si llegaré a todo.

2 comentarios:

Lolíndir Palantír dijo...

a todo y más!

Rebeca dijo...

¡A esto se le llama organización! ja,ja ¡disfruta! el cocktel Massanés va genial: primperan + gelodrox.