Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

ESPIRITU DEPORTIVO

Imagen
Anoche refrescó. Hubo una pequeña tormenta, las calles se empaparon y al abrir todas las ventanas, la casa se inundó de olor a tierra mojada y suave brisa fresquita de campo. Con esas condiciones, decidí esmerarme con la cena y regalarnos a mí y a Bonito del Norte una jornada de sofá y tele.
Elegimos un canal de estos del grupo grande ese que tiene casi todas las cadenas de televisión y más que cultura, información o entretenimiento vende champú y seguros de coche. No es nada nuevo que las cadenas privadas dediquen largos tiempos a la publicidad pero me quedé anonadada al ver que en el noticiario, sección de deportes, nos presentaron a Nadal cocinándose la cena y se hablaba del partido de la eurocopa que se estaba disputando para enseguida y mediante el mismo presentador, ofrecernos (¡como no!), un seguro de coche a todo riesgo con el que no hay que preocuparse de nada más que de pagar muy poquito dinero al mes. Conclusión: en España sólo se practica fútbol y tenis y a los deportista…

MORALEJA LITERARIA

Imagen
Últimamente leo mucho. Tengo ganas de evadirme y como la caja tonta no ayuda con sus frivolidades, pues eso, leo.
Leyendo y leyendo, hago una parada y me quedo pensativa un ratito imaginándome los personajes como si crease una fotografía según la descripción que el escritor me ofrece. Según lo que me cuenta, voy más allá y repaso en mi mente la escena como si se tratara de una película, como si en ese mismo momento yo estuviera en el cine comiendo palomitas y todo. Al rato, cuando me canso de leer y transcurridas unas horas, intento sacar conclusiones e imaginarme cómo va a acabar todo.
Pero hoy, recordando la lectura de ayer, he hecho un repaso mental de los personajes literarios que me han producido más simpatía y me he dado cuenta de que se trata de señores, señoras, chicos o chicas que vivían en otras épocas y disfrutaban de placeres que hoy día no disfrutamos. Lamer el cristal de una pastelería apreciando el dulce de los pasteles expuestos, secar los pies al calor de la lumbre y…

PARFAIT

Imagen
Tenía la tarde mala. Una de esas tardes en que la sensación de incertidumbre se apodera y el cuerpo hace la puñeta mandando señales equívocas y desalentadoras. No tenía ganas de fiestas pero menos ganas tenía de irme a la cama sin sueño, así que me quedé y acerté.
Es bueno evadirse de vez en cuando y si, de repente, unos desconocidos te mandan señales que te hacen sentir mejor hay que atraparlas al vuelo y hacerlas tuyas. Disfrutar el momento, guardarlo en la memoria y sacarlo al aire cada dos por tres siempre que lo necesites.
Gracias a Grises y su “Parfait”…