viernes, 24 de enero de 2014

Madonna y la Txalaparta

Madonna siempre ha tenido una curiosa relación con nuestro país.  Recuerdo que la mujer, si no lo consiguió, estuvo bastante interesada en mantener una “charla” con nuestro emigrado Antonio Banderas.

Ayer me enteré que la mujer sigue rondando por aquí, interesada en nuestras costumbres, personajes y cultura.  Tanto así que un día conoció a unos Txalapartaris cantantes vascos (de los muy buenos, eso sí) y se los llevó de gira.

Cuando me lo contaron no me lo creía, pero va a ser que sí, y a las pruebas me remito:

(A partir del minuto 3:50 aprox. empieza lo bueno)



Kalakan es un trío Vasco-Francés que se centran en una bella combinación de percusiones y voces que da un resultado magnífico:



La realidad es que Madonna los conoció a través de unas señoras painistas que no sé quiénes son.  La cuestión es que estos muchachos le tocaron un par de canciones por su cumple y la señora se encandiló invitándoles a su gira y así empezó todo.

Colorín colorado.

lunes, 20 de enero de 2014

La receta casi perfecta: Walter Mitty




Ayer llegamos temprano al cine. Tanto que tuvimos que sentarnos frente a la puerta de la sala a esperar que terminara la sesión anterior y, unos veinte minutos antes de la hora prevista, salen de la sala un grupo de adolescentes que primero nos tranquilizan “no ha terminado todavía” y luego espetan “¡es muy aburrida!”.

Bien, empezamos bien. Yo que me traigo a Bonito del Norte casi arrastrando, con la excusa de que “seguro que nos reímos” porque me pienso que Ben Stiller “pa eso está” y van las mocosas estas y me chafan el plan a la primera de cambio. Porque aunque sé que no se trata de una de las típicas comedias de este actor, sí tengo la sensación de que esa película me va a gustar y por eso no he querido leer críticas ni informarme. Me gusta llegar “virgen” a este tipo de cosas que yo sé que me pueden emocionar. 

Y así fue. Me reí, por supuesto. Pero lo que más me hizo disfrutar fue esa receta de cine que a mí tanto me gusta: bellos paisajes y buena música. Para qué quiero más, Walter Mitty me llevó a Islandia y al Himalaya, todo aderezado con un montón de José González, una pizca de Arcade Fire e incluso un trocito de David Bowie. Una receta casi perfecta.




jueves, 9 de enero de 2014

Perseverante


Cada vez se hace más evidente mi terrible falta de inspiración que se adereza con una buena pizca de falta de concentración salpimentada con poco interés en lo que a este nuestro querido blog se refiere.  Pensando en esto, he estado revisando entradas antiguas y me he encontrado con auténticas joyas casi-casi periodísticas, no por investigación o contenido, sino por composición.

Antes escribía no sólo muchas veces, sino mucho.  Entradas largas, con varias imágenes dispuestas milimétricamente allá donde mejor enlazaran con el texto o donde pudieran dar un pequeño respiro al sufrido lector.  Se podría decir que casi jugaba a ser periodista.

Sin embargo, hoy en día, no sólo los textos carecen de la gracia de antaño.  La longitud de las entradas ha disminuido considerablemente y parece como si se me acabaran los temas para pensar y en consecuencia escribir.

Para esto, a lo mejor ¿debería abrirme una cuenta en twiter?.  Va a ser que no, si algo me gusta es perseverar.

martes, 7 de enero de 2014

Nochevieja


Todos tenemos opiniones distintas sobre la celebración de la nochevieja.  Quien no gusta de ella, prefiere creer que se trata de una fecha sin mayor importancia.

Yo me inclino por pensar que es una noche más pero no una noche cualquiera.  Me da que la cosa va más allá del simple cambio administrativo de fecha pues para mí y el resto de occidentales, guste o no, empieza un nuevo período y de allí que me guste celebrarla con más o menos suntuosidad (que también se puede celebrar con cerveza y tortilla de patata). 

Entonces llega la mañana de año nuevo y las calles vacías invitan al sosiego e incluso al paseo precedido por los vehículos de limpieza de la ciudad.  Algún rezagado almuerza antes de ir a dormir y alguna madrugadora deambula hacia el kiosco a por el primer periódico del año…


No.  No es una noche cualquiera.