miércoles, 4 de junio de 2014

NO CALLAR



El problema de no hablar cuando se tiene algo que decir o no escuchar cuando quieren decirte algo, es el malentendido o la falta de conocimiento.

Muchas veces, ante un desencuentro con una persona cercana “lo dejamos pasar” o preferimos “no hablar del tema”.  Error porque los problemas no se evitan sino que se enfrentan, error también porque muchas veces hacemos cosas que molestan a los demás sin enterarnos y si no nos dicen lo que estamos haciendo mal, lo seguiremos haciendo así de mal continuamente.


No es sólo femenino aquello del “tú sabrás” y hay que entender que ninguno, ni hombre ni mujer, somos adivinos.