Actos y festejos del décimo aniversario: De locura, amor y juventud



Cuando escribí mi primera entrada en este blog todavía no había estallado del todo la crisis que tanto cambió las vidas de tanta gente.  Para entonces se sucedían las noticias de los aumentos de población padeciendo estrés, ansiedad y tantas otras afecciones cerebrales.  Era una época en que, mal que nos pese admitirlo, se vivía bastante bien en España y amí me dio por pensar que de puro “vivir bien” teníamos la posibilidad de centrarnos más en nuestros problemas internos lo cual se traducía en ciertos problemas de locura menor, soledades o desarraigos por la frivolidad de la “buena vida”.  Esto sí ha cambiado: Con la crisis los problemas se convirtieron en vitales, en cuestiones de supervivencia como conservar la vivienda y alimentarse.  Lo básico para vivir.  Desde entonces, o yo no me fijo bien o ciertamente ya no se habla tanto de ansiedad o astenia primaveral en las noticias, parece como si estuviéramos tan ocupados en sobrevivir que pensar se ha quedado a un lado. 

Lo que no ha cambiado es mi forma de apreciar el amor.  Sigo pensando lo mismo que cuando escribí “Elamor en crisis” y más cuando la propia práctica me lo ha confirmado.  Hoy estoy casada con una persona que elegí porque en aquel momento yo me sentía completa, preparada y sabía lo que quería y él se encontraba en la misma situación.  Estoy convencida de que el amor de pareja necesita mucha sensatez para ser puesto en práctica.  Eso sí, nada asegura un éxito eterno, lo cual implica que una relación siempre habrá de ser cuidada y alimentada.

“Que jevis somos” es una frase que surgió de una noche de juerga siendo muy joven pero que me resulta evocadora por contener el recuerdo de una época que se rompió con el cáncer que no me mató, pero sí me cambió.   La elegí como título del blog pues representaba un momento de mi vida al que quería homenajear por su importancia en la configuración de la joven que fui y la mujer que soy.

Aquellas primeras entradas hoy se me parecen a un prólogo o unos primeros capítulos de un libro, cuando el autor asienta la escena y describe a los personajes para ponernos en situación.  Esos primeros escritos sentaron las bases de lo que más me inspiró durante aquella temporada: el comportamiento humano, el amor y el desamor, el recuerdo de una juventud que se comenzaba a desvanecer y algo de humor, que de ese nunca me falta.

...

Regreso al programa de Actos y Festejos del décimo aniversario.

Comentarios

El Pez Martillo ha dicho que…
Feliz aniversario!!

Diez años dan para mucho. A mí me ocurre que a veces releo alguna cosa de las escritas hace tiempo y sencillamente, no me reconozco, es como si lo hubiera escrito otro.
PENSADORA ha dicho que…
Sí, la verdad es que me está resultando súper interesante releerme diez años después, las cosas cambian bastante, pero lo verdad es que menos de lo que pensaba.
Bubo ha dicho que…
Creo que la crisis nos ha venido bien. Y los diez años de mas también. Todos cambiamos y, al igual que Pez Martillo, nos releemos y no nos conocemos. Pero está bien hacerlo para saber como hemos llegado a ser lo que somos.
Por otros diez mas.
Atlántida ha dicho que…
Vaya este post me ha recordado a mi última crisis, que por suerte, en unos días ya ha pasado.
No estoy de acuerdo en que la gente esté menos ansiosa o estresada, al menos des de mi punto de vista en la consulta, lo que veo que las personas quieren es hablar y encontrar un rincón donde desahogarse. Me sorprende la cantidad de gente joven que viene a urgencias con crisis de ansiedad y lo incapaces que se ven para manejar sus problemas.
Totalmente sincronizada con tus fuentes de inspiración, a mí no me tocó el cáncer, pero los motivos que me llevaron a trasladarme a las tremas también tuvieron que ver con el amor (más bien desamor) y el comportamiento de la gente, y al vida, y lo que somos, y la juventud y todo...
Feliz aniversario, es bonito releer y recordar quien eras y quien eres. Como tú me has dicho alguna vez, a veces parece que vayamos paralelas.
PENSADORA ha dicho que…
Sí Rebeca, está claro que la cosa no es que la gente ya no tenga problemas, sólo es que ya no importa de la manera que antes y los problemas son distintos. Y sí, ya te digo yo que vamos paralelas.

Gracias Bubo! A ver si tenemos la suerte de celebrar los 20, sería flipante!

Salud y orujo para tod@s!

Entradas populares de este blog

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ASERTIVIDAD

Día de la Tierra 2021

LAS FASES DEL DESPECHO II: Quitarse la venda de los ojos