Tarde de señoras


Hay un olivo en el jardín de la imprenta de enfrente que me sirve de anemómetro.  Dependiendo de su baile, sé si el cierzo arrecia o disminuye.  Ayer, el pobre olivo bailaba el merengue, la bachata y todos los bailes caribeños, así que decidí pasar la tarde en casa y obviar mis habituales actividades post jornada laboral.

Coflada en el sofá, empecé a buscar música en youtube donde me apareció como “trending topic” la actuación de Lady Gaga y Bradley Cooper en la entrega de los premios Oscar de este año.  Tras visualizar el vídeo, me saltó otro vídeo de la Gaga que me encantó y sirvió para confirmar que la muchachita esta ya no es tan niña y si antes tenía talento, ahora sabe repartirlo y ponerlo en valor.


Por fin decidí decidir por mí misma y elegí una lista de reproducción de esas de “música para concentrarse” y abrí mi última adquisición literaria.

“Las hijas del Capitán” ha tardado poco en engancharme y, sin vislumbrar una acción realmente trepidante o un misterio de esos que te hacen esperar el próximo capítulo como oro en paño, me ví anclada al sofá durante el resto de la tarde disfrutando del buen hacer de la Sra. Dueñas que nunca me decepciona.


Cuando conseguí despegarme del sofá y hacer la cena, le tocó el turno a Dña. Gillian Anderson para hacer mis delicias en el último capítulo de la Serie “La Caza” donde demuestra que aún habiendo pasado los años, conserva una tensión interpretativa perfecta para el Thriller.



Total que hoy, pasada casi una semana del día de la mujer tan radiado y televisado.  Tras haber asistido a la correspondiente huelga y saboreando aún las artes de ayer, me doy cuenta de que cada vez son más las señoras que se abren camino y que una tranquilamente puede vivir en femenino sin montar alboroto alguno.

Palabra de Pensadora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ASERTIVIDAD

Día de la Tierra 2021

LAS FASES DEL DESPECHO II: Quitarse la venda de los ojos