Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

Vive el momento. Vive tu vida.

Imagen
Cuando no vivimos el momento pretendemos rememorar el pasado e intentamos adivinar el futuro mientras perdemos la conciencia de lo real y por lo tanto nos adentramos en el pensamiento irracional, ese que nos bloquea y no nos deja avanzar creando conflicto donde no lo hay y restandonos vivencia propia para vivir un momento irreal o una vida que es de otros y no propia.
Es muy humano intentar situarse en el futuro en busca de la seguridad que supone la falta de incertidumbre.  El problema es que el futuro es totalmente impredecible y jamás sabremos lo que va a ocurrir siquiera dentro de un segundo así que más nos vale intentar vivir lo más cerca de la realidad posible, es decir, el momento presente, para tener mayor capacidad de actuación sobre lo que acontece en la realidad que sólo se produce en este momento.
También es muy humano fijarse en los demás.  Somos animalitos sociales, lo cual supone desempeñar roles establecidos y utilizar el efecto espejo para adaptarnos a la sociedad.  …

Demasiado precoz para estar menopáusica

Imagen
La primera vez que lo sentí saltaron todas las alarmas: sudoración espontánea nocturna sin explicación plausible es uno de los síntomas claros de un Linfoma y en mi caso una probable recaída que no resultó ser.  Al año siguiente la cosa fue menor y no hubo que prestar más atención hasta que la edad y el amor por mi marido me apremiaron en la búsqueda de descendencia, momento en el cual se hizo realidad uno de mis temores, la quimioterapia te salva la vida pero te resta puntos en la carrera de la fertilidad.  Finalmente, los síntomas se agravaron y hubo que admitir realidades: hijos cero, menopausia una (entera y verdadera).  Demasiado precoz para estar menopáusica y demasiados miedos para estar desatendida.
Cuando una es adolescente disfruta de clases de educación sexual en el colegio, los medios te informan, las marcas de compresas y tampones te veneran y tu madre celebra el día de tu primera regla con ese “hija mía, ya eres una mujer” que aún siendo dicho en positivo, a mí me sonó a …