martes, 25 de agosto de 2009

DISCULPEN LA TARDANZA, ESTABA DE VACACIONES

Este año me he decantado por el acento dulce y el sabor a cominos de Tenerife.

Tenerife engancha, tiene algo. Supongo que para mí, ha sido la extraña similitud que tiene su zona norte con mi adorada Caracas, por las casitas bajas asentadas en las faldas de la montaña, el sabor especiado de las comidas, las areperas, los bocadillos de carne “mechá” y el acento tan similar al caraqueño que portan sus habitantes.

Otro componente importante para una persona que gusta de la naturaleza y el paisaje en todas sus variedades como yo, es el disfrute de la inmensidad del Teide. Toda la zona circundante a su cumbre ofrece imágenes de cuento de Tolkien, paisajes volcánicos, áridos y esculpidos a merced del calor del interior de la tierra que muchísimos siglos atrás quiso dejar constancia de su poderío.


Otras dos joyas son los macizos de Teno y Anaga que, lamentablemente, se han quedado en mi lista de lugares pendientes de visitar. Teno se me quedó corto a pesar de haber llegado, al menos, hasta su faro y Anaga se me resistió por un despiste relacionado con el consumo de carburante del coche de alquiler, cosas que pasan.



Merecen reseña también La Laguna y La Orotava que, otra vez, hicieron las delicias de mi memoria por sus edificaciones de aspecto colonial tan similares a las que encontraba por dorquier en Venezuela. Entiendo ahora que la tengan adoptada como octava isla.



Como culmen a mi tour tinerfeño y haciendo gala de mi amor a la naturaleza, quise darme una vueltecita corta por el atlántico en busca de las sin par ballenas piloto que muy amablemente se dejaron ver un poquito, luego me dejé encandilar por los acantilados llamados Los Gigantes donde unos simpatiquísimos delfines le pusieron la guinda a unas vacaciones algo atoradas que han servido de confirmación de mis firmes sospechas de que, al menos durante un tiempo, ya no estaré sola.





5 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

Bienvenida de nuevo!! Y yo que creía que estaría usted disfrutando de las fiestas de su ciudad y de la resaca... Se lo monta usted muy bien.

Y ya de paso aprovecho para felicitarle a usted su cumpleaños, que sé que está a la vuelta de la esquina, y desearle que cumpla al menos otros taitantos más y que mantenga esa alegría y ese buen hacer que tanto nos gusta, supongo, a todos los lectores.

Salud!!!

PENSADORA dijo...

Pues mire, después de 18 años sin faltar a la cita, esta vez opté por la huída y no me arrepiento. Aunque admito que a la hora del chupinazo pensé mucho en el santo y mis amigos brindando por él, pero nada más, la isla pudo más.

Muchas gracias por sus felicitaciones, hoy un año más, pero no se crea que me entero mucho... soy como el vino, cada vez mejor.

Saludos y un abracico, ¡que narices! que es mi cumple.... jejeje!

Rebeca dijo...

Pues felicidades niña! tú lo has dicho igualita que el vino.
Vaya, vaya ya veo que los viajes están siendo la mar de entrañables y nosotras pensando en que staríamos siempre solas, ja, ja!

El acento canario me recurda muchísimo al venezolano, hasta Toto (colombiano) tiene dificultades para diferenciarlo.

PENSADORA dijo...

Chica, Rebeca, yo que ya me encontraba estupendamente situada en mi papel de treintañera solterona "al más puro estilo Bridget Jones"..., claro que me había olvidado de que en la película ella tampoco acaba sola...

Jejeje!

Saludos guapa!

P.D.: Menos Celine y más Rock and Roll! jeje!

Rebeca dijo...

Tomo nota! Rock and Roll, yeah! ja,ja!