Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2009

SOÑÉ CON JORDANIA IV

Imagen
No quería quedarme dormida en el autobús así que con cada cabezada olisqueaba en derredor en busca de algún signo de civilización. Por fin unas cuantas luces me indicaron que estábamos llegando a Wadi Musa, el pequeño pueblo que nos serviría de “campo base” para la visita estrella de Jordania.

Llegamos al hotel y a toda velocidad llevamos las maletas a la habitación, cenamos y salimos al hall del hotel donde nos esperaba el bus para acercarnos a la entrada del Siq (desfiladero) de introducción a la maravillosísima Petra.

La Ciudad Rosada fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1985 y era el refugio de los Arabes Nabateos que no eran más que unos nómadas Beduinos que debían estar muy fuertes a la vista de todo lo que construyeron. La fundaron aproximadamente en el siglo VI A.C. siendo invadida por los romanos en el año 106. Luego llegaron los cruzados. Tras su partida los beduinos la mantuvieron oculta por considerarla un lugar sagrado hasta que llegó un tal Burckhardt,…

SOÑE CON JORDANIA III

Imagen
Con el cuerpo bien descansadito y animado tras la divertida jornada de Ammán, desperté ilusionada a sabiendas de que el día sería largo pero serviría como transición de camino a las verdaderas joyas que Jordania me tenía reservadas.

Una paradita en Mádaba para contemplar el mosaico más antiguo de la Tierra Santa emplazado en la iglesia ortodoxa de San Jorge.


Otra en el Monte Nebo para contemplar lo que Moisés supuestamente consideró la Tierra Prometida, el mar muerto y el valle del Jordán.


Finalmente, Karak: la fortaleza que los cruzados elevaron en plena línea defensiva entre Shawbak y Jerusalén. Aquí, Saladino les derrotó ofreciendo a sus, aproximadamente 2.000 moradores, la posibilidad de conversión. Algunos se quedaron y por lo visto la prueba de esto es que en la actual ciudad habita una tribu cuyo nombre es Martín… curioso, ¿no?.


Más curioso todavía es lo que nos comentó el guía respecto a la seguridad que se respira en el país (tuve que preguntar, mi curiosidad impera). Resulta que…

SOÑÉ CON JORDANIA II

Imagen
Utilizamos nuestro único día sin horario ni programa para darnos una larga y productiva vuelta por la ciudad blanca de Ammán. Digo blanca porque ese es el color de todos sus edificios.

Al principio se asentaba sobre siete colinas que ahora son, por lo menos, nueve. Allí, sus casi dos millones de habitantes disfrutan de una ciudad que se mueve muy rápidamente, tanto que ni siquiera tienen tiempo de pintar pasos de cebra o colocar semáforos. Así, las bocinas de los coches son el sonido habitual y lo de cruzar las calles se convierte en un auténtico deporte de riesgo.

Cogimos un taxi en la misma calle de nuestro hotel (de cuatro estrellas venidas a menos) para dirigirnos a la mezquita azul. Elegimos esta pues nos dijeron que era la única que se podía visitar. Una vez allí y tras taparme de cabeza a pies, descubrí que tampoco era para tanto la cosa. Lo curioso era que está situada al lado mismo de una iglesia cristiana ortodoxa, al menos así nos creímos sólo un poco lo de que la constitució…

SOÑÉ CON JORDANIA I

Imagen
Creí que estaba soñando cuando a las 5.30 de la mañana sonó el despertador. Entonces me dí cuenta de que había dormido estupendamente y que no era un sueño sino el recuerdo de mi llegada, hacía sólo unas horas, a Ammán, la capital del Reino Hashemita de JORDANIA.

Como en todo viaje organizado, lo del madrugón es fundamental para no perder el autobús sin el cual no hubiera tenido la suerte de contemplar las variadas maravillas que me esperaban, ése y los días siguientes.

Desperté a pensboyfriend (a partir de ahora pensboy, por acortar) y me metí en la ducha. Las duchas desde entonces fueron de dos en dos porque lo del polvo en Jordania merece mención aparte, pero no es por aquí por donde quiero empezar. Tras el desayuno Jordano-continental, es decir, no se sabe qué con algo que sabe a no sé cuántos, zumo de algo que sabe dulce y, esto sí, té de menta; nos subimos al autobús con los ojos como platos y las cámaras desenfundadas para “por si”.

Lo siguiente fue despertar al sonido de la voz d…

SIEMPRE VUELVO

Imagen
Lo de la inspiración últimamente anda de capa caída y si además a eso le agregamos la saturación laboral, la cosa se pone difícil.

Más difícil todavía es escribir en tu blog cuando te encuentras a unos cuantos kilómetros de casa, pero como yo siempre vuelvo, para ir abriendo boca, sirvan la foto anterior y la siguiente. La explicación en próximas entregas...

NO LLAMEN A LOBATÓN (TODAVÍA)

Imagen
¿Quién sabe dónde he estado todo este tiempo?. Yo misma les contesto: ¡aquí mismito! Pero “enronada” de papeles, consultores, trabajadores y putadas laborales variadas.

Así continúo, pero espero sea por poco tiempo más. Mientras tanto, por favor, admitan mis disculpas y denme un tiempito más antes de llamar a Lobatón y presentarme al casting de “quién sabe dónde”... ¿lo recuerdan?.