jueves, 26 de agosto de 2010

IRREMEDIABLEMENTE, EL TIEMPO



Pasa sin piedad. El tiempo. Imposible de detener.

Pero yo tengo un plan. Un plan perfecto y maestro.

Hoy es el día de mi eterno cumpleaños.

A partir de hoy, siempre cumpliré la misma edad y, si me siguen dando menos años de los que tengo, haré caso y entonces cumpliré menos hasta plantarme en los veinticinco cuando todo era limpio, no había heridas de guerra y el futuro parecía (sólo parecía) demasiado cierto para ser verdad.

6 comentarios:

tatiana dijo...

Hola que tal¡

Permiteme presentarme soy tania administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

Si estas de acuerdo no dudes en escribirme

Exitos con tu página.
tatuschang@hotmail.com
Un beso

Rebeca dijo...

Mi querida Pensadora siento decirte que por mucho que nosotras nos plantemos el tiempo no se detiene.

PENSADORA dijo...

¡AINS REBE! ¡JO! no me seas agua-fiestas, sí que podemos detenerlo aunque no es el tiempo lo que quiero detener si no lo que pienso sobre su paso...

TATIANA, gracias por tu propuesta, enseguida te escribo.

Saludos!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

El tiempo y sus agujas que pasan sin mirar atrás...

aperador dijo...

Me gusta pensar que el tiempo vivido es tiempo aprendido, así que debes sentirte orgullosa del paso del tiempo.
Pero siendo sincera, a mí me encantaría volver a los 25, y sí, hacer y tomar algunas decisiones que en su día no me atreví.
felicidades

llenitodenada dijo...

Cumplir años no es lo malo... lo que es malo es dejar de cumplirlos. Entonces si que estamos listos!