jueves, 8 de enero de 2009

PATRONES

Dicen las malas lenguas psicológicas que los humanos tendemos a repetir patrones. Y yo digo que es cierto pero que no tiene que convertirse en una norma general, común o que no se pueda transgredir.

Como en todo en la vida, los comportamientos que siguen según qué patrones pueden ser modificados. Así, si sabemos que un patrón de comportamiento no nos beneficia ¿es sano simplemente aceptar que siempre lo vamos a repetir, o sería mejor intentar cambiar ese patrón por otro más acorde con nuestras necesidades?.

De la misma manera que un modista adapta el patrón de un vestido a las medidas de su cliente. Nosotros mismos podemos cambiar nuestros propios patrones de comportamiento por aquellos que se amolden a nuestras realidades y/o necesidades. Por supuesto, siempre será necesario un óptimo nivel de autoconocimiento para adquirir la sensatez suficiente como para ver y aceptar nuestros propios errores y hacer un cálculo más o menos fiel de nuestras “medidas”.

Al igual que en un patrón de ropa, nuestras medidas van cambiando, a veces engordamos, otras adelgazamos… igual que cambia nuestro cuerpo, las situaciones y circunstancias de cada cual van cambiando y así será sano ir adaptando nuestros patrones a cada momento vital.

Amigos internautas, no demos por hecho que siempre hemos de repetir los mismos patrones de comportamiento sólo porque pensemos que así somos. Adaptemos nuestro patrón a nuestras “medidas”.

Palabra de pensadora.

6 comentarios:

ELECTRA dijo...

gracias por recordarlo, a veces se nos olvida y es importante tenerlo presente,
un besote

alfonso dijo...

muy bien dicho,"adaptarse" es la clave

Vantysch dijo...

Nada menos que Sigur Rös me saludan al entrar ;)
Muy buena reflexión I. Sólo queda decir que es triste cómo le aprieta el patrón de otro a los que intentan adoptar el que no es suyo...

Y aprovecho para desearte un 2009 repleto de sonrisas :)

Un besazo guapa

El Pez Martillo dijo...

Tendemos a automatizar los comportamientos, imagínate lo que sería ir planteándote cada vez todos tus patrones. De locos. Así, lo que suele ocurrir es que, si nos damos cuenta de que hay que cambiar, lo hacemos tarde y a veces cuando ya se ha hecho mucho daño. Lo cual no quita que siempre se esté a tiempo de cambiar, cosa que no muchos estarían dispuestos a hacer.

PENSADORA dijo...

De nada Electra.

Ahí estamos Alfonso, adaptación.

¡VAN! que alegría verte por aquí, que me tienes abandonada...jejeje

"Pececillo mío": que te voy a decir que no sepas ya!.

POS ESO!

Saludos a tod@s!

Lolíndir Palantír dijo...

bueno si, hay que adapatarse y asimilar pero....no perderse en estos amoldeamientos, especialmente hacia los demas: que siempre es más acertado ser lo que somos, aun cuando no sabemos bien bien quienes somos!!!por esto tenemos amigos, amantes,parejas, familias.....que creo no nos amoldamos con todo!!! besu su real realeza