martes, 21 de junio de 2011

PEQUEÑOS Y GRANDES CARGOS DE CONCIENCIA

Pensaba yo en el asunto de la delincuencia. ¿Cómo se debe sentir una persona que conscientemente ejecuta un daño sobre otra persona?.

Pensando en esto, me retraigo y pienso en los ciudadanitos de a pie como servidora. Aquellos que no cometemos delitos pero que, como humanos, cometemos errores que pueden afectar a otros. Al saber que un error, un desliz o un despiste propio puede interferir en los planes de otro, uno se puede hacer con un cargo de conciencia que le haga sentir responsable del estado anímico del otro o incluso dudar sobre la imagen que al otro le puede quedar de uno, pues ésta puede cambiar radicalmente. Todo esto puede cambiar dependiendo sobre todo de lo que uno realmente piense sobre sí mismo y de la capacidad de auto-perdón que se ofrezca.

Ahora bien, la cosa cambia cuando se trata de un delito. De un hecho de difícil reparación como un asesinato, un robo violento o una violación. Me pregunto yo si esas personas sufren cargo de conciencia o no, porque teniendo en cuenta lo que nos cuesta a los que estamos “libres de cargo” no puedo ni imaginarme el terror de un cargo de conciencia mayor.

4 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
PENSADORA

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE STAR WARS, CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

angelcifu dijo...

bueno querida pensadora de rodin...yo, como delincuente habitual he de confesarte que en mi primer homicidio tuve algún pequeño reparo. Sin embargo y pasados los años...he de decirte que uno se abstrae y no se arrepiente de na.Incluso se le va cogiendo el gusto a esto de la maldad, está mejor visto que ser un buenazo del que todo el mundo se rie...y se liga más.

besos y cuchilladas...

Lolíndir Palantír dijo...

.........Aomame..........

klee dijo...

Henry Trhuman fue el responsable de tirar dos bombas atomicas sobre población civil, con más de doscientasmil victimas.
No fue juzgado ni condenado como criminal de guerra.
y parece ser que vivio sin demasiados problemas morales el resto de sus dias.
un abrazo pensadora¡¡