UNA EPOCA, UN MOMENTO... UNA CANCIÓN: MARTIKA

Allá para los últimos ochentas empezaba yo a curiosear el asunto de la música y me acompañaba pens-brother que gustaba (y mucho) de una cantante monísima apodada “Martika”.

Se dijo de esta señorita que era amante de Prince y que incluso su canción “in Martika’s kitchen”, escrita por éste último, tenía mucho que ver con alguna escena de su romance. Pero estos asuntos me producen el menos interés.

El otro día entré en una tienda y, como hilo musical, me encontré con la archifamosa “love thy will be done” que me recordó aquellas tardes enteras visionando los vídeos que pensbrother traía bajo el brazo en formato “beta” (sí, beta). Esa moda de los vídeos en blanco y negro, esos guiños al gospel y los labios de las chicas color rojo carmín…

Comentarios

Rebeca ha dicho que…
jo! las cintas beta me ponen melancolica, como cambia el mundo en un tiempo tan pequeño!
El Pez Martillo ha dicho que…
Le confesaré que en mi pubertad Martika me encantaba. Pero no musicalmente. No sé si me explico...
PENSADORA ha dicho que…
Nada Rebe, adaptarse o Morir.

Amigo Pez, se explica perfectamente, es lo que le pasaba también a pens-brother.

Saludines!

Entradas populares de este blog

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ASERTIVIDAD

LAS FASES DEL DESPECHO II: Quitarse la venda de los ojos

SANTA IRENE