lunes, 21 de julio de 2008

ERROR FUNDAMENTAL

Hace poco un amigo me comunico su gusto por una chica. Hace un par de días, mientras filosofábamos o más bien divagábamos sentados en una terraza, la chica en cuestión pasó cerca de nosotros. Inmediatamente apelé a mi amigo para que actuara en consecuencia a su confesión de días atrás.

Fue su contestación lo que me hizo pensar y me trae a este post.

Me dijo, más o menos, que ahora que la conocía un poco mejor ya no le atraía porque le parecía demasiado independiente. Que la chica en cuestión, estaba en su mejor momento y sola.

Y digo yo, ¿no es el mejor momento para establecerte en pareja cuando te sientes bien a gusto contigo mismo, el momento tu plenitud?.

Yo pienso que precisamente cuando estás fuerte, cuando te vales por ti mismo, cuando no necesitas nada más que a ti mismo: es cuando estás preparado para aportar algo a los demás. Y, desde luego, no hay relación más sana que la que se establece entre dos personas plenas y llenas de cosas que aportar la una a la otra.

El resto sería dependencia y, en mi opinión, la dependencia sería un error de fundamento en la construcción de una pareja.

Palabra de pensadora.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente deacuerdo. Lo primero es acomodarse a uno mismo, y no engañarnos a nosotros mismos y a los demás con lo que en realidad son problemas particulares de cada uno. En eso, los demás poco más pueden hacer que padecerlos o volverse locos a nuestro lado sin merecerlo, como si cada uno no tuviera suficiente con lo suyo.
Seamos lo más realistas y libres posible y entonces vendrá lo demás de forma sana, no como "terapia" egoísta...

Un saludo y enhorabuena otra vez por tu madurez

El Pez Martillo dijo...

Tu amigo, a lo mejor sin saberlo, estaba expresando la realidad del amor. Mucha gente confunde el amor con el dominio y la sumisión, y algo de eso hay en la mayoría de las parejas (una lucha por fagocitar al otro, o un deseo de dilución). Por eso, aunque estoy de acuerdo contigo en que cuando está en plenitud es el mejor momento para amar, te diré que muy poca gente se sentirá completa sin ese amar-poder.

En mi opinión, tu amigo estaba demostrando un amor mucho más profundo al dejarla marchar que si hubiera corrido tras ella.

Saludos.

Laura dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo. No entiendo por qué ser independiente es un obstáculo para tu amigo. Saludos.

PENSADORA dijo...

Querido anónimo, admiro tu sensatez.

Amigo pez, mi amigo lo que hace es huir de aquello que no puede controlar. Sus comentarios tienen un transfondo más bien machista: "si no depende de mi, ¿para qué me necesita?".

Querida Laura:yo tampoco entiendo nada.

Queridos y amigos todos: ¡que sanos estamos!... jejeje!

ELECTRA dijo...

pues yo pienso como tu, "deberia ser asi" , pero tambien es cierto que cada vez mas los tios se "asustan" de nuestra independencia , quizas es educacional,no se pero, tengo claro que nuestra generacion va a vivir una especie de transicion en lo relativo a la pareja.

Horrach dijo...

Será discutible o no (quien esté libre de pecado que tire el primer pedrolo), pero es muuuuy mayoritario eso que dice el amigo Pez: que las relaciones de amor siguen una lógica sadomasoquista. En unos casos de forma más exacerbada que en otros, está claro, pero esa suele ser la lógica. Hay excepciones, pero son eso, excepciones. Lo normal es que nos toque el primer y mayoritario caso.

Electra, totalmente de acuerdo con tu lúcida reflexión de que esta generación nuestra "va a vivir una especie de transicion en lo relativo a la pareja". Entre la generación de los cuarentones y la nuestra han cambiado muchas cosas (no en la teoría, pero sí en la práctica), al menos en España (la liberación efectiva de la mujer ya se dio en otros países europeos mucho antes, y allí ya se han adaptado a los nuevos roles: los hombres no temen vuestra independencia y vosotras no sois tan ctónicas, jajajaj), y eso tiene unas consecuencias claras. Creo que seremos una generación de solterones amargados y melancólicos.

shalom

PENSADORA dijo...

En alguno de mis post ya he hablado del tema.

Plenamente de acuerdo con Horrach y Elektra: nuestra generación es un eslabón evolutivo. Estamos en plena eclosión y no es que vayamos a ser, ya somos una generación de solteros y solteras sorprendidos y amedrentados por los tiempos que nos está tocando vivir sin estar preparados para ello.

Pero hay que ser positivos y sacarle el juguillo a todo. Desde luego, lo que las mujeres no queremos es volver atrás y seguir siendo la marujita fiel y amargada que todo lo aguanta incluso a costa de perderse a sí misma.

Hay que educar a los hombres para que aprendar a convivir con nuestra independencia que, bien entendida, resulta mucho más satisfactoria que nuestra antigua sumisión.

Anónimo dijo...

Tan sólo espero que ni vuestro cambio sea hacia nuestro antiguo estereotipo ni el nuestro hacia el vuestro.. (triste posibilidad que a menudo no se obvia)

Horrach dijo...

Pensadora, estamos de acuerdo. Sólo un matiz: no todo se piede por una parte, es decir, no toda la culpa de esta situación es de aquellos hombres que no llevan bien vuestra independencia. Creo que se dan dos motivos fundamentales para este berenjenal de la pareja: uno, el miedo de muchos hombres, como tú dices, pero también, segundo, la mala utilización de sus nuevos 'superpoderes' de una gran parte de mujeres. Por experiencia propia y también de amigos y familiares puedo decir que nunca había visto, como en estos últimos años, a tantas mujeres triturar a los hombres que se les acercan. Lo curioso de estos casos es que estas mujeres destrozaban y dejaban en la cuneta a hombres que NO tenían miedo alguno ante esta independencia femenina actual, al contrario, mientras que, por contra, acababan en manos de esos otros hombres 'de toda la vida' que sí las prefieren sumisas y obedientes. ¿Cómo casa eso con el discurso emancipatorio de la mujer actual?

shalom

PENSADORA dijo...

Estamos muy de acuerdo Horrach. Hay mucho del discurso feminista que no termino de entender y yo misma también he podido comprobar las fechorías de esas "mujeres independientes" que en realidad no lo son.

El feminismo, actualmente, empieza a ser mal entendido por ambas partes, tanto mujeres como hombres mal entienden el hecho de que la mujer tome su papel real en la vida moderna. No hay que olvidarse que somos de la misma especie pero NO DEL MISMO GENERO y por lo tanto hay grandes diferencias que en lugar de ser salvadas habrían de ser utilizadas como lo que son: complementarias las unas de las otras.

¡anda! me acabo de inspirar, a ver si luego lo desarrollo mejor en un post.

Saludicos!

El Pez Martillo dijo...

Trabajar es malo: me pierdo las conversaciones.

Leyendo lo que decís, se me ocurren algunos matices (tan sólo eso, en lo sustancial estoy de acuerdo). Nosotros (al menos yo), tampoco queremos volver al rol de "cabeza de familia" (al menos yo no, no me atreveré a hablar por todo el género). Pensadora, también a vosotras se os tiene que educar para manejar esa independencia, que estoy harto de mujeres "emancipadas" que van de libres y comiendose el mundo, pero luego en el office tienes que poner el hombro para que lloren por lo amargadas que están. En resumen, que no me acabo de creer según que discursos. Repito lo que escribí una vez, que mucha gente confunde la independencia con hacer lo que te dé gana, y tampoco creo que sea eso (y es verdad lo que dice Horrach, conozco varios casos de "supermujeres" de estas que acaban con tíos "que las ponen en su sitio", y que están encantadas y satisfechas por ello, incluso así lo proclaman).


Sobre las generaciones, creo que a partir de ahora, todas las generaciones serán de transición. Los cambios son tan rápidos, que no podemos aspirar a que algo se mantenga por más de treinta años.

Y más en general sobre el amor: de cada vez estoy más con ortega, que hay muy poca gente que lo haya sentido alguna vez, que confundimos otras cosas con el amor.

Salud!

ELECTRA dijo...

amigo pez, como esta usted?
creo que tienes razon en esto "Sobre las generaciones, creo que a partir de ahora, todas las generaciones serán de transición. Los cambios son tan rápidos, que no podemos aspirar a que algo se mantenga por más de treinta años",
y sobre todo en el amor, realmente cuantas parejas conocemos que lleven amandose como el primer dia despues de 30 años? una? dos?, el amor de pareja es como un danone natural, le puedes poner azucar para endulzarlo o no, pero caduca seguro.
sl2 (saludos)

El Pez Martillo dijo...

Hola electra, por aquí andamos, pasando el rato y el calor. Creo que la clave de tus palabras están en eso de que se quieran como el primer día. Como el primer día no conozco a ninguna pareja que se quiera después de 30 años. Ahora bien, sí que conozco a muchas que se siguen queriendo. Creo que buena parte de nuestros problemas están en ese "quererse como el primer día". Por ahí iban mis tiros cuando he escrito eso de que poca gente conoce el amor. Personalmente, no me gustaría seguir queriendo a nadie como el primer día. Lo bueno del "amor" es que caduca.

Gracias por la traducción simultánea del sl2, jejej.

Horrach dijo...

Bueno, se anima el debate sobre la generación 'treintinager', jejejej. SE nota que nos implica mucho.

Otro problemilla de nuestra generación, problema que tiene que ver también con nuestras dificultades en cuanto a relaciones de pareja, es que estamos, en general, poco entrenados para las desilusiones y las frustraciones. Tenemos idealizado el amor, creo yo, pensamos que es algo que puede durar mucho, cuando nunca ha sido así. Es ésa la visión de Ortega, traído a colación por el amigo Pez, y también la de más gente. Electra dice que el amor caduca siempre, y está claro que un enamoramiento no dura ni toda la vida ni siquiera dura mucho tiempo (salvo raras excepciones)... pero es que esta idea de que el amor pueda durar tanto es muy ingenua. Como dice un ex-profe mío, el gran Andreu Berga, las relaciones de pareja, para ser duraderas, deben originarse más en un puro cálculo que en desafueros del cuore. Una pareja es sobre todo una compañera, no sólo una amante, y la decisión de emparajarse con ella no puede dejarse sólo, como digo, en manos de ese desarreglo emocional llamada amor.

shalom

PENSADORA dijo...

Exactamente Horrach! parece que me leas la mente.

Has dado en el clavo! somos una educación mal educada e inmadura en lo que a la realidad del amor conyugal se refiere. Las películas, la sociedad, la tontería en general nos cuenta que el amor ha de ser un flipe que te nuble la mente y te haga hacer cosas sin objetividad. Nada más lejos de la realidad, el amor real y puro es más una cuestión de compañerismo, de complementación, para mí habría de ser como una especie de sociedad donde cada miembro pone de su parte para crear una especie de empresa que dé beneficios en todos los sentidos, que nos haga más felices no más tontos.

ELECTRA dijo...

y digo yo, si nos sabemos todos la teoría tan bien, por que no la aplicamos cuando tenemos la oportunidad? que nos inmoviliza? como dice la cancion, ¿sabemos lo que queremos?o queremos una utopía?

PENSADORA dijo...

Huy! con "educación" decía generación que esta mañana estaba empanadísima.

PENSADORA dijo...

Ahí está electra, lo mismo estaba pensando yo hace rato.

Me parece a mí, que algunos de los que hemos escrito algo en este post lo que estamos es un poco o más bien un mucho asustados, (empezando por mí misma) y nos escudamos en nuestra madurez y sabiduría aparentes.

Anónimo dijo...

Efectivamente, no podías haber sentado cátedra de mejor forma...

Relacionado con lo que dice electra, quizás creemos que sabemos que no queremos una utopía..

Horrach dijo...

jajajaj, Electra, es que entre la teoría y la práctica se da una diferencia abismal. Creo que entre que sabemos la teoría e incorporamos ésta a la práctica (es decir, la mecanizamos) puede pasar muuuuuucho tiempo.

Pensadora, has dado en el clavo: el doctor Horrach lee en las mentes de los demás, jajajaj.

Sobre lo que dices: sí, la cultura audiovisual nos ha agilipollado bastante, no en el sentido de que seamos más tontos que generaciones previas, sino en que somos más inmaduros. Parece como si pensáramos que nuestras vidas son una peli de Spielberg o de Fran Capra... cuando si acaso son pelis de Bergman o Cronenberg, jajaja.

saludos

El Pez Martillo dijo...

Tiene razón el doctor: que sepamos algo no quiere decir que actuemos en consecuencia. Y también podemos creer que sabemos y estar muy equivocados. En cualquier caso, eso no quita para que estemos más o menos asustados o pongamos prevenciones.

Efecvtivamente, muchos van por ahí como si estuvieran en alguna serie de moda, olvidando que, como mucho, es la serie la que se ha de inspirar en la vida y no al revés. Por otro lado, a veces tengo la sensación de que mi vida es una peli de Jess Franco, jejejej.

PENSADORA dijo...

¡MADRE MIA!!!!
Sigue siendo lo que mueve el mundo...
EL AMOR ha batido el récord de comentarios en un post de mi blog...
¡QUE SUERTE TENGO!
Sólo una cosa que añadir:
¡ANIMO Y AL TORO!
Propongo que de aquí a un tiempo X, pongamos un año para cumplir un ciclo, intentemos recordar lo que pensábamos hoy y lo que pensamos entonces... me juego una ronda en el Bluesville a que no es lo mismo jejeej!

El Pez Martillo dijo...

Vale. Pues yo apuesto otra ronda en el Hogans a que al menos uno no habrá cambiado, jajajaj.

Tona dijo...

Me ha gustado leer lo que opináis, tenéis algunos años menos que yo y veo que las relaciones no han cambiado.
Limitar el amor a la pareja es algo que no comprendo, tengo pareja pero “amo” a más personas, mi relación de pareja es larga y estable con altibajos en encuentros y alejamientos pero ni masoquista ni sádica, seguimos juntos porque deseamos estar juntos.
La relación de la pareja evoluciona con los “criterios” que ésta establezca, los de esa única y especial pareja y para mi basados en el respeto e la independencia.
He tenido la oportunidad de evolucionar como persona y me siento afortunada aunque reconozco que se producen reacciones de posesión, de control, pero ahí estamos para no dejar que te invadan tu terreno que en cualquier pareja cada persona debe tener.
También entiendo que hay personas que prefieren no tener una misma pareja y deciden una transición emparejada con parejas diferentes. Estoy convencida que la situación ideal existe ¿qué es eso? ni se me ocurre decir lo que es bueno o malo, cada uno que busque lo que quiera y pueda.
PD.: No dejéis de lado las teorías biologicistas en que las hembras buscamos al macho que genéticamente más nos interesa en la reproducción. Y es cuando ellas empiezan a buscar desesperadamente al “posible padre de sus hijos” .
Más tarde …él para asegurar su descendencia decide quedarse con la en teoría madre de sus hijos.

saludos

PENSADORA dijo...

Bienvenida Tona y muchas gracias por tu comentario.

Mis teorías se basan en el éxito de relaciones como la tuya que existen a mi alrededor y en los fracasos de las parejas insanas que también están a mi alrededor o de las que yo misma he formado parte.

AMIGO PEZ: ¡ESO ESTA HECHO!(palabra de pensadora)

PENSADORA dijo...

Por cierto pez, la ronda de cerveza que estamos en crisis... jejeje!

Tona dijo...

A eso me voy ahora mismo, a invitar a mi chico a una cerveza que hace mucho calor¡¡
Gracias pensadora, espero que no me consideréis una intrusa.

El Pez Martillo dijo...

Crisis, ¿qué crisis? Es algo sobre lo que habría muuuucho que hablar (y de lo que ya hemos hablado alguna ve en los blogs).

ELECTRA dijo...

atentos a lo dice Tona que no es ninguna tontería, la hembra busca al macho geneticamente mas acorde para procrear, si es que en el fondo somos animales y los instintos son incontrolables, lo malo es quehay muchos machos "despistaos" todavía.
horrach, pez, pensadora, el miedo sigue inmovilizandonos, deberiamos desarrollar un post conjunto sobre : como vencer el miedo, no os parece?

PENSADORA dijo...

Tona, de intrusa nada, eres muy bienvenida.

Electra: en mi blog ya hay un post sobre el tema.
http://quejevissomos.blogspot.com/2008/01/ten-cuidado.html