viernes, 4 de julio de 2008

UNA EPOCA, UN MOMENTO… UNA CANCIÓN: DESESPERACIÓN.

Hay momentos en la vida en que a una lo que le apetece es salir corriendo y no parar hasta reventar. O darle un bofetón a alguien.

Una de mis rupturas sentimentales fue así. Mientras intentaba superarla, el intercepto ese, se dedicaba a hacerme la vida imposible y, durante al menos un mes, viví bajo esa sensación de agobio e impotencia al no poder (ni querer) darle una paliza o salir corriendo de casa y no parar hasta estar bien lejos.

Supongo que estas sensaciones las tenemos todos alguna vez en la vida. Yo la suelo tener a veces, sobre todo en momentos de estrés en el trabajo.

La canción que puse en el post de anoche me recordó a una que hacía tiempo que no escuchaba, desempolvé el disco y me la puse, así, volvió a mí esa sensación, te vas cargando poco a poco… hasta que revientas como en un allegro.


6 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

Ese cuadro es mi fondo de pantalla (del móvil también...)!!!

PENSADORA dijo...

Jo! es impresionante, has podido ver el original?. Yo no, pero seguro que lo fliparía.

ELECTRA dijo...

esta entrada me ha recordado a un dia de furia de michale douglas, a veces dan ganas de hacerlo!

Laura dijo...

Sí que apetece a veces, salir corriendo y que le den a todo. Saludos.

Anónimo dijo...

Sí, y aveces ese sentimiento (sobre todo si se materializa..) es más deseable que el de la pena inactiva..

PENSADORA dijo...

Desde luego es más sano pillarse una buena pita y cuatro gritos bien altos a solas escuchando una canción así, que mantenerse triste y amargado.

Saludos a tod@s