miércoles, 9 de mayo de 2012

CAMBIOS

Es común pensar que se necesita un cambio cuando las cosas no se presentan como las esperamos, pero vale la pena plantearse si son las cosas las que han de cambiar o somos nosotros mismos los que deberíamos replantearnos actitudes y necesidades.

Un simple cambio de actitud puede marcar la gran diferencia que nos sitúe en el lugar donde queremos estar sin tener que cambiar de domicilio o trabajo. Muchas veces, ese cambio que tanto creemos necesitar está en uno mismo y el día en que conseguimos interiorizar una nueva actitud frente a nuestras vidas, todo cambia sin haber cambiado nada, simplemente, nosotros lo vemos todo de otra forma.

Palabra de pensadora.

2 comentarios:

El Titanic, también se hundió dijo...

Efectivamente, sólo tu propia vida gira en torno a ti... el universo no suele conspirar contra nosotros, tiene cosas más importantes que hacer...
ACTITUD, ACTITUD...

P.D. Como molan los pasos de cebra de Varsovia.. I love piano!!!

PENSADORA dijo...

Ahí le has dao! con mayúsculas: "ACTITUD".

Y sí, molan mogollón los pasos de cebra-piano... y Varsovia entera.

Saludicos!