EL ÁNIMO Y EL OTOÑO



Empieza gris este otoño y no es para menos porque la ocasión lo merece. Aquí en provincias, donde todo llega más tarde, se empieza a notar de lleno eso que llaman crisis y la llegada de la lluvia que tanto ansiamos le viene al pelo al estado de ánimo que reina por estos lares.

Me doy y nos doy licencia a todos para permitirnos una temporadita de bajón, no nos lo merecemos pero lo necesitamos porque hay que ir reseteando y preparándose para lo que auguro será un invierno largo y duro.



Comentarios

Pues al sur. En el Sur, las penas son menos penas y las alegrías mayores.
Pirene ha dicho que…
mmm... me lo pensaré

Entradas populares de este blog

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ASERTIVIDAD

LAS FASES DEL DESPECHO II: Quitarse la venda de los ojos

SANTA IRENE