martes, 17 de febrero de 2009

BUENAS NOTICIAS


Poco suelo hablar de este mi pueblo al que cariñosamente apodo Güeskonsin o Güesketa, dependiendo de cómo me da el aire, pero hoy me apetece lanzar fuera de mí el gran suspiro que me ha supuesto enterarme de un par de buenas noticias que darán un respiro a esta pequeña ciudad que anda un poquito ahogada, como el resto, por esto de la crisis.

Han comenzado los trámites para la reapertura de la fábrica de bollería industrial “Mildred” lo cual supondrá la creación (o recuperación) de 250 puestos de trabajo. También sigue adelante la propuesta de Decathlon para instalar una tienda en el nuevo polígono industrial en construcción y serían unos 70 puestos de trabajo, además, están estudiando abrir otras dos sucursales en otras localidades oscenses más pequeñas (si cabe). Por otro lado, me han llegado comentarios de una planta de producción de tractores, esto ya no sé si será real o, como suele suceder por aquí, es una bola de nieve que de un taller de reparación de maquinaria agrícola se haya convertido en una fábrica de John Dere por lo menos.

Desde luego, no deja de alegrarme que se impulse algo de industria en esta ¿ciudad?. De todos los que me leen es sabido que mi apuesta para superar nuestra parte de la crisis mundial es la creación de industria y dejar atrás los tiempos en que el ladrillo era el padre de nuestra economía.

Amigos internautas, un ¡hurra! por Güeskonsin que parece tener ganas de salir del atolladero, esta vez con buenas propuestas.

7 comentarios:

Tu blogamigo de verdad dijo...

Me alegro.
Hay mucha gente que necesita trabajar como el comer...
¿te afecta a tí?
De un maño a una maña...
un abrazo

ELECTRA dijo...

pues si que es una buena alegria!!!

Rebeca dijo...

Bueno un poco de notícias anticrisis ¡ya era hora!

anselmo dijo...

Me alegra que en esta época tan mala haya aun soplos de aire fresco en algunas zonas

PENSADORA dijo...

Parece que la cosa sigue avanzando, por lo visto lo de la fábrica de bollería ya va en serio y han pagado la señal... ¡yuupii!!

A mí no me afecta directamente pues yo ya estoy colocada hace años y aquí me pienso quedar bien a gustito, pero para esta ciudad es genial porque históricamente ha sido una ciudad muy poco movida, la poca industria que había se fue cerrando durante los años 80 y nos habíamos convertido en "ciudad-dormitorio-servicios" donde las posibilidades de puestos fijos se reducían a quienes teníamos suerte o a los funcionarios... así que a ver si esto se mueve y podemos ofrecer algo más que turismo y agricultura.

El Pez Martillo dijo...

¿La Mildred había cerrado?

PENSADORA dijo...

La planta de Huesca, sí amigo Pez, pero la de alemania no. Mildred en realidad era una filial de KüchenMaister que a su vez tenía en los supermercados Lidl el mayor cliente, el contrato con estos se rescindió y de allí la paralización de la planta de Huesca.