lunes, 23 de febrero de 2009

CARNAVAL, CARNAVAAAALLL....

Como suelo hacer casi todos los años, aprovechando que mi mejor amiga tiene casa allí, para celebrar el carnaval me acerqué a Bielsa, donde se sigue respetando su tradición.
Las mozas del pueblo se disfrazan de "madamas", los mozos de "onsos" y "trangas" y los pobres visitantes terminamos lidiando con estos últimos.
Como a mí ya me tienen muy vista, la verdad es que me dejaron en paz hasta última hora de la tarde cuando los efluvios del vino dulce casero hicieron sus estragos y terminé atrapada por tres, nada menos que tres elementos como el que veis en la foto. Por suerte se apiadaron de mí y me soltaron relativamente rápido.
En fin, que un año más esta Güesketa de pro ha cumplido con su auto-impuesta tradición de celebrar el carnaval por todo lo alto en un buen lugar y con muy buena compañía... ahora a ver si me recupero que esto de la edad para los asuntos de la noche y las celebraciones ya se nota, ya.

3 comentarios:

anselmo dijo...

Curiosas fiestas las de tu pueblo. A mi esos berenjenales no me van demasiado. Gente ebrian tirando cohetes y yo somos incompatibles XD

El Pez Martillo dijo...

Estos trangas me recuerdan bastante a los "dimonis" mallorquines.

Yo aprovecho el carnaval para meterme en personajes variados y comportarme como no me atrevería a hacerlo en cualquier otro momento.

Salud!

PENSADORA dijo...

ANSELMO: no es mi pueblo, es el de mi amiga. A mí sí me gustan estos berenjenales ¡y mucho!... una, que es un poco gamberra.

AMIGO PEZ: creo que ya me contó lo de los "dimonis". A mí también me gusta disfrazarme, esta vez le tocó el turno a la demonia que llevo dentro.