martes, 1 de junio de 2010

"PAREN EL MUNDO QUE ME QUIERO BAJAR"



Acertada frase la de Mafalda con quien coincido sólo en esto, porque la sopa me encanta. Que conste.

Cada vez tengo más claro que en la vida las cosas se juntan, igual las desgracias que las alegrías. El mundo gira veloz y muchas veces nos vemos atrapados en su velocidad sin querer y sin ganas. Sin embargo, no queda más remedio que girar con él y atrapar las oportunidades al vuelo aunque no sean previstas y dejar a un lado opciones que no se presentan “con el mejor de sus vestidos”.

Situaciones así abruman y dan auténticas ganas de tener un pedal de freno que lo pare todo, aunque sólo sea para poder coger un poquito de aliento. Sería sensacional que pudiéramos frenar acontecimientos al gusto para poder tomar las decisiones con más calma, desde fuera, con auténtica objetividad pero lamentablemente a veces todo se acelera y precipita dejando sensación de desaliento.

Sería estupendo poder frenar el mundo, “bajarse” de él y poder elegir poco a poco las decisiones que hay que tomar, una detrás de otra. Poder solucionar algo mientras lo demás está quieto, a la espera. Sólo por poder disfrutar un poquito de lo que se hace sin la perturbación de la incertidumbre continua cuando todo está abierto y nada termina de tomar un rumbo definitivo.

2 comentarios:

Jarttita. dijo...

Completamente de acuerdo. :)

PENSADORA dijo...

¡AINS! Jart, ¡AAAAIIINNNSSS!