San Lorenzo 2013


Esto de poder programar las entradas del blog tiene su aquel. Hoy no es día nueve de agosto, sin embargo, ya sé dónde estaré y qué estaré haciendo así que me autofelicito las fiestas, se las felicito a quien tenga el valor de venir y así no tengo que estar pensando en poner una entrada el día diez mientras supero la terrible resaca que me espera.


Ahora mismo debo estar saltando y gritando ¡viva San Lorenzo! Tras el cohete anunciador. Es el día del chupinazo y, como si el tiempo no pasara, nerviosa como cuando era cría, abrazo a mis amigas/os mientras el “trigo trigo trigo trigo” suena en los altavoces.

Comentarios

Entradas populares de este blog

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ASERTIVIDAD

LAS FASES DEL DESPECHO II: Quitarse la venda de los ojos

SANTA IRENE