martes, 3 de junio de 2008

ESTRÉS

Lo del estrés, además de malo para el alma, es malo para el cerebro. Órgano que ahora mismo tengo saturado de información.

Así que la inspiración brilla por su más absoluta ausencia, pero como no quiero abandonar sanas costumbres, pondré una cancioncita de lo más casposa pero muy acorde con mi situación actual:



Sin comentarios.

3 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

A la vista de la canción, no me queda clara cuál es esa situación de la que hablas. No sé si te operas las tetas, has perdido la mochila o la noche te confunde. Acláramelo, porfa.

Laura dijo...

Ja,ja,ja, me parto. Mi memoria selectiva había olvidado este vídeo. Lo que es una lata es no tener trabajo, pero cuando lo tenga seguro que añoro mis horas de asueto. Ains, nunca estamos conformes. Saludos.

PENSADORA dijo...

Querido pez:
No necesito operación en mis maravillosas tetas ni suelo perder la mochila, ahora bien, la noche sí que suele confundirme jejeje.
Me refiero a que "es una lata, el trabajar...".
Laura:
Sí que es un coñazo cuando no tienes curro, pero ahora mismo, por mí, un poquito de reducción de jornada no me vendría nada mal... aaayyyy! luego me quejaré de que me aburro...ya se sabe, todo son ciclos.