DESUBICADA

Está bien lo del viajar y más si el destino resulta satisfactorio, pero admitiré que el regreso siempre tiene un poquito de dureza pues en corto espacio de tiempo una se encuentra otra vez en la rutina sin casi tiempo de asimilar lo vivido, cosa la cual irremediablemente, crea la sensación de desubicación: ni aquí ni allá si no todo lo contrario.
Esperen que me ubique y les cuento...

Comentarios

El Pez Martillo ha dicho que…
Tú lo que tienes es jet lag, jajaja

Saludos, me alegro de que hayas vuelto.

Entradas populares de este blog

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ASERTIVIDAD

LAS FASES DEL DESPECHO II: Quitarse la venda de los ojos

SANTA IRENE