lunes, 17 de enero de 2011

LAS VISITAS DEL PASADO


El pasado es inamovible. Siempre está allí.

Muchas son las veces en que se puede pensar que “cualquier tiempo pasado fue mejor” pero una afirmación tan rotunda de algo sobre lo que ya no se puede actuar, en mi modesta opinión, carece de valor y sentido.

Sin embargo, a veces, el pasado viene a visitarnos. De improvisto, sin llamar antes de entrar. Se acepta la visita, se utiliza la educación y cortesía según la ocasión requiera y se vuelve a cerrar la puerta con otra lección aprendida… o con una nueva afirmación rotunda…

Hacia atrás, ni para coger impulso.

Porque sólo se puede actuar sobre el presente y el presente poco o nada tiene que ver con el pasado. Porque cuando las cosas ya pasaron, fueron sustituidas por cosas nuevas. Y porque la añoranza de lo pasado es normal. Pero el pasado ya pasó y sólo se puede ir fabricando nuevo futuro desechando lo vetusto y disfrutando el lozano presente.

7 comentarios:

angelcifu dijo...

Completamente deacuerdo, y para pensamientos lozanos...los tuyos...el pasado tan solo es experiencia adquirida para saber dónde no se ha de pisar al elaborar los días q vendrán. Dejaremos que nos visite, pero no que se instale...Nos queda mucho y bueno por vivir...Claro, clarinete

Un paseante dijo...

Pues sí. Por otra parte, está la consideración de que quien piensa mucho en el pasado es que no le va bien en el presente: si uno es medianamente feliz, la memoria le ayuda. Si no, es su peor enemiga.

El Pez Martillo dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo. Lo que no existe es el presente, que no es más que el punto instantáneo en el que chocan pasado y futuro. Sólo con referencia a un pasado y a un futuro podemos hablar de presente.

Tan malo es estar siempre mirando atrás como hacia adelante. Y no digamos ya la monserga vacía esa del "vivir el presente".

PENSADORA dijo...

ANGELCIFU: Así es, el pasado no ha de instalarse, sólo es un ejemplo.

PASEANTE: uno echa la vista atrás cuando tiene que repasar la biblioteca de los vivido para mejorar lo presente o lo futuro.

QUERIDO PEZ: Como siempre provocando. A pesar de que tiene usted muchísima razón en lo expuesto, los tiros del post no iban por ahí...

Se me ocurre que el presente es la consecuencia del pasado y un determinante del futuro, pero siendo objetivos: el pasado ya pasó y el futuro no ha llegado todavía, sólo podemos actuar sobre el presente para crear pasado y futuro.

Liou dijo...

Interesante...

Jarttita. dijo...

Lo que pasa, chicos, es que el pasado siempre aparece ya "marcado" por el presente. No es un pasado limpio cuando reaparece después sino manchado (o modificado) por todo lo que vivimos después, y que enlazamos con ese futuro que dice el señor Pez. Esa distorsión subjetiva de los hechos pasados (aunque el hecho sea objetivamente el mismo, la percepción nuestra no lo es) es lo que nos visita, de hacerlo, alguna vez. Y normalmente es para todo eso que dice Pens...

Aunque también hace que nos reconciliemos con nosotros mismos más de una vez.

En fin, que pocas emociones hay tan sensitivas como esa. Aunque sea para valorar mejor el presente, como dice Don Paseante.

Un beso guapa. Y que la melancolía no te dure tres días seguidos. Hay que reir, mejor.

PENSADORA dijo...

Tranqui Jart, no hay melancolía, ¡hay mucha alegría! sobre todo de ver que me has entendido bien.

Bienvenida Liou!

Besicos a tod@s!