viernes, 31 de mayo de 2013

Intérpretes


Últimamente me han hecho pensar sobre el asunto de la incertidumbre y he llegado a dudar si ésta es una causa, una consecuencia o si tiene un origen más profundo que la mera condición humana.

A mi entender, la incertidumbre forma parte de la mayoría de los seres vivientes. Todos los animalicos, cada uno en su medida, nos vemos obligados a actuar sobre nuestras realidades y al actuar siempre nos encontramos con la incertidumbre. No hay nada definitivo, todo lo que nos rodea es relativo y de esta manera es el “no saber nada” lo que nos lanza a ir tomando decisiones o elecciones intentando conocer de antemano las posibles consecuencias de nuestros actos. La suma de todos estos factores es la incertidumbre, una forma de interpretar la realidad que si bien no es absoluta, ciertamente no se puede cambiar de un plumazo.


Así pues, los seres animados nos convertimos en meros intérpretes de la realidad.

2 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

Muy nietzscheano el asunto de la interpretación. Todo es interpretación, pero no es que haya una realidad verdadera que no podemos conocer por nuestras imperfecciones y sólo podamos interpretar, sino que todo parte de la interpretación de unos impulsos y fuerzas (en resumidas cuantas, lo que Nietzsche llama Voluntad de Poder) a los que únicamente se da forma por la actividad interpretadora que crea mundo. Antes de la interpretación, no hay apenas nada.

PENSADORA dijo...

Amén.