jueves, 29 de mayo de 2008

LOS LIMITES DE LA PERSONALIDAD

El otro día, durante una conversación vacacional de esas que parecen intrascendentes en principio pero que luego hacen pensar, hablaba con mi interlocutor sobre mí y mi nueva forma de vida.

Yo le decía que me sentía muy contenta y estable y que era una de esas veces en las que realmente me sentía en mí misma. Que esta era la yo que soy en su más pura esencia pero que a pesar de eso no tendría ningún problema en modificar según que costumbres o hábitos a cambio de conseguir una situación de pareja estable.

Entonces mi amigo me soltó un rotundo: “entonces, o esta no es la que eres, o dejarías de ser tú misma”. Me callé y no fui capaz de continuar la conversación, como si toda mi hipótesis se hubiera ido al mismísimo carajo.

Al pasar el tiempo, pensado, recapacitado y meditado….

¡QUE NARICES!!! ¿cómo es posible poner un límite a la capacidad de adaptación de una persona?.

A lo mejor, este es uno de los grandes problemas con los que nos enfrentamos en la actualidad. Parece ser que, si eres capaz de modificar alguna parte de ti mismo a cambio de una situación mejor, seas un veleta o no estés estabilizado en tu propia personalidad.

Para mí, partiendo de la base de que la persona que me quiera de verdad, lo hará viéndome tal y como soy. Según qué hábitos y costumbres se pueden modificar o adaptar dependiendo de la compensación que esto suponga, por ejemplo:

¿Por qué no cambiar de vivienda o lugar de residencia?
¿Por qué no dejar la promiscuidad a cambio de una relación estable y fiel?
¿Por qué no acostumbrarse a hablar en plural?
¿Por qué no salir menos y disfrutar más del hogar en compañía?

Cuando nos encontramos en situación de soltería, todos estamos algo más “desmadrados”: salimos más, buscamos sexo sin complicaciones, viajamos más, gastamos más… y todo se relaja cuando, afortunadamente, nos enamoramos. Lo cual no significa ni que la persona que eras antes sea otra, ni que estés entrando en una situación de dependencia, o dejes de ser tú mismo. Simplemente, uno se adapta a su nueva situación, de la misma manera que lo haría dependiendo del trabajo, los hijos y otras tantas situaciones en la vida que requieren cambios.

¿O acaso la personalidad es invariable?. Digo que no.


Y para celebarlo, un antiguo ¡TEMAZO!

10 comentarios:

Carlos Becerra dijo...

PENSADORA:

No se, pero es posible que el eje de este tema pase simplemente por su titulo "Los limites de la personalidad".
Digo esto pues esos limites NO EXISTEN, los seres humanos mutan y eso es un proceso lógico dentro de la evolución.
El cambio es constante, no siempre visible, pero constante. Y esto nadie puede dejar de aceptarlo, solo aquellos que focalizan únicamente el árbol, y dejan de ver el bosque, pueden observando su sombra y no a si mismos, no aceptar que mutamos de momento en momento.
Tambien es cierto que mantendremos algunos parámetros atemporales toda la vida, pero tanto genéticamente, como en nuestros sentimientos, o en nuestros gustos, cambiamos (exagero) a diario.

Pensadora, por mi cambia tantas veces como quieras, igual seguirás siendo una mujer encantadora.

Atte.
CarlosHugoBecerra
Desde:
www.palimpalem.com/1/CarlosHugoBecerra/index.html

PENSADORA dijo...

Huy! Gracias Carlos por el piropo, me he puesto colorada y todo.
Estamos de acuerdo entonces, no hay límites para la personalidad, de la misma manera que no los hay para la capacidad de adaptación ¿será por que lo uno va de la mano de lo otro?. Me pienso yo que sí.

anselmo dijo...

Muy bueno tu blog. Ese temazo hacía años que no lo escuchaba...tendré que desempolvar sus cedeses

Anónimo dijo...

Veo que sigues en la línea valiente que te comentaba por ahí abajo :)

Esas separaciones habituales entre lo que es ser uno mismo y lo que no me recuerdan un poco a la distinción típica que se hace entre lo relacionado con el hombre y lo démás (lo artificial de lo natural, por ejemplo).. El hombre y cualquier cosa que tenga que ver con él (aunque sea un misil) me parecen tan naturales como una piedra, una planta o un planeta.. De la misma forma, uno siempre es uno mismo: cualquier cosa que hagamos, pensemos, nos apetezca, nos joda o lo que sea, tiene una razón de ser que proviene precisamente de nosotros... Somos todos y somos ninguno.. El resto creo que son fábulas que provienen más de nuestro estado anímico que de otra cosa.

La imágen que has elegido, también en tu línea, dice mucho. (por cierto, una de las cosas curiosas que se pueden ver en ella es el bicho ese con cuernos de Jamiroquai en el centro, secundado por especie de palomas grandes a los lados no? :)

ELECTRA dijo...

ENHORABUENA POR TU ENTRADA, ME HA AYUDADO EN EL DIA DE HOY A CLARIFICAR MUCHAS COSAS,
BESITOS Y SIGUE ASI!

PENSADORA dijo...

MUY BIEN ANONIMO! veo que me pillas. Totalmente de acuerdo en la difícil separación de humano y naturaleza, si no la has leído te remito a mi entrada:
http://quejevissomos.blogspot.com/2008/04/naturaleza-ecologa-y-otros-conceptos.html
Un saludo.

Anónimo dijo...

Muy bueno y directo el post, con la otra casualidad añadida de que justo me había unido a aquí cuando ibas por el siguiente post.. (el de las botas)
Algún día quizás te remita a una cosa que había posteado hace más de tres años y que tiene relación con todo esto, aunque era algo extraño y enrevesado..

Por cierto, entre otras cosas también coincidimos en lo de Placebo.. ese drama sofisticado que manejan también me encanta.

Un saludo, y que no tengas que poner mucho estas canciones..

Jarttita. dijo...

Como en las encuentas, estoy " bastante de acuerdo". No se trata de cambiar nada, sino de adaptarte y, de alguna forma, " elegir". No es que cambies ( tampoco creo yo que las personas cambien, ya puestos, cada uno es como es y así lo es siempre, lo oculte o lo muestre) es que cambian tus necesidades y tus recompensas. Te gusta lo que antes no y prefieres una cosa a otra. Que también es bonito, porque es la magia del amor, que te cambia la mirada.

(Por supuesto partiendo, como tú dices, de que esa persona se enamora de ti por cómo eres y tal y pascual).

Mu bien niña, un post estupendo!!.

PENSADORA dijo...

Gracias Jart!(anda! si lo decimos bien, parece que te llamara corazón... que tielllnoo!!jejeej).

Guia en estambul dijo...

hola amigos este blog es muy buerno gracias guia de estambul