lunes, 11 de enero de 2010

TRES COSAS HAY EN LA VIDA… ¿O SON CUATRO?

Ya me parecía a mí que estaba muy tranquilita yo. Que me faltaba inspiración y eso.

Bueno, amigos internautas, alegrémonos todos juntos y cantemos las alabanzas a una nueva crisis en mi vida.

Si una vez me quedé sin esas tres cosas que reza la canción, es decir, ni salud, ni dinero, ni amor… Esta vez le sumo una cuarta para realizar una sencilla operación matemática:

Salud + dinero + amor = tres + vivienda = cuatro

Cuatro - vivienda - amor - medio de salud = uno y medio

Es decir, empiezo el año con media salud porque llevo un mes con un resfriado que se convirtió en bronquitis que se ha curado pero que ahora con el frío me sigue dejando pequeños accesos de tos, además como ando nerviosa fumo más y fumando más que me digan a mí que voy a curarme bien. Medio punto menos.

Además la comunidad de vecinos de mi futuro ex-edificio y por lo tanto propietarios de la antigua portería que me había servido de hogar durante los últimos seis años de mi vida, han tenido una visión extra-sensorial o algo por el estilo y por ciencia infusa pretenden subirme el alquiler doscientos euros más, así, por el artículo treinta y tres, cosa la cual no pienso permitir primero porque no es legal y segundo porque visto lo visto: ¡me piro! Y como la cosa me pilla “en bragas” económicamente hablando, pues opto por la alternativa más sensata: vuelvo con mis padres y me apunto al Toc-Toc de Aragón a ver si por alguna casualidad divina me toca un piso de protección oficial y cambio mi opinión acerca de mi mala suerte. Restamos un punto.

En cuanto al amor. ¡AINS! Estoy despechada. Ex - pensboy me ha dado unas navidades de flipar con una supuesta crisis existencial de la cual le hubiera ayudado encantada a salir pero, en lugar de esto el chaval (que también tiene lo suyo y lo entiendo) ha optado por hacerme la puñeta hasta reventar para finalmente y a pesar de mi buena voluntad, darme una suave y dulce patadita en el culito. Así que me encuentro otra vez en situación de soltería, lo que supone restar otro punto a la ecuación.

Así que pensándolo bien, voy a darle un mejor giro a la ecuación:

Dinero: lo tendré = un punto
Amor: tengo el propio = un punto
Salud: para algo están los médicos = un punto
Vivienda: en casa de mis papis se está calentito= un punto

Fíjate tú, al final son cuatro, cuatro las cosas en la vida y cuatro las cosas que, miradas desde un punto de vista sensato, sigo teniendo…

¡Hay! Queridos internautas, cualquier día de estos termino levitando o andando sobre las aguas…

7 comentarios:

Lolíndir Palantír dijo...

..y como tambien vivimos una experiencia sensorial en esta vida hay una ley fisica por la cual todos tenemos que pasar: no hay mal que por bien no venga. ...y señores esta lleva doble puntuación positiva!!!

Rebeca dijo...

Mi divina pensadora! te mando un abrazo muy fuerte, seguro que en breve la suma va a ser más que positiva, sin restas!!!
Dar un paso atrás nunca está mal si de eso sales mucho más revitalizada! seguro que encuentras un alquiler más barato y puedes seguir gozando de tu independencia, Pensboy no sabe lo que se pierde en su lugar aparecerá wonderfulboy y por supuesto, una bronquitis es una de esas cosas en las que los médicos son expertos.

Mua, sigue sumando puntos positivos!!!

CASIOPEA dijo...

MujeLLlll!!! como decia el Federico (mi antiguo jefe) recuerda que siempre siempre podia ser peor, que es una adaptacion al refran de no hay mal que cienaño dure ni cuerpo que lo resista, claro.
Bueno repira hondo que lo de volver a vivir con lo padres si que es una experiencia extrasensorial jejjeje.

Cuentanoslo todo ok????

llenitodenada dijo...

Pero tienes curro, y padres que te acogen y amigos y inteligencia!
No son solo 4 las cosas importantes... echa cuentas de nuevo, que son muchas mas!
Animos!

alfonso dijo...

me parece genial tu forma de afrontarlo
asi que animo y un abrazo fuerte

El Pez Martillo dijo...

joer hija, no te privas de nada. Sólo se me ocurre dedicarte esta canción:

http://www.youtube.com/watch?v=HFSAffL-nHU

Y darte un abrazo.

PENSADORA dijo...

¡JO! yo que pensaba que ya no me leía nadie.

Gracias a todos y todas por vuestros comentarios, me siento tajo ("muy", en huesketiano) halagada por saber que estáis allí.

Una mención especial a mi sin par PEZ MARTILLO por su aportación musical. Una de mis pelis favoritas y además la escena con la que más me he reido una y otra vez. Gracias Pez, usted me entiende.

Salud y Orujo en abundancia!