martes, 30 de septiembre de 2008

¿CRISIS? INMOBILIARIA


Sí, crisis, pero sólo para algunos. Para otros, no es más que el final de una larga temporada de ganancias y engrosamiento de arcas.

No sé ni por dónde empezar a criticar la situación inmobiliaria española porque son tantas las cosas criticables y oscuras que una se pierde. Intentaré centrarme sólo en el asunto de los constructores.

Hoy me ha llegado un mail de esos que mandan los amigos en cadena para cachondearse de según qué cosas y con el título “los constructores se declaran en huelga y cortan carreteras” me encuentro una foto de una convención de Ferrari. Y es que no es para menos. Los constructores durante la época de “vacas gordas” que han vivido se han dedicado a especular y ganar dinero fácil. Di que la culpa la tenemos los consumidores por haber seguido comprando inmuebles a precios injustos y con hipotecas eternas que no pagaremos ni muertos porque las terminarán de pagar nuestros hijos o finalmente nuestras viviendas serán propiedad de los bancos, o al menos así lo veo yo al ritmo que llevamos o llevábamos. Bueno, no quiero irme por las ramas. La cuestión es que a parte de reírme (y mucho) con el citado mail, me río yo también mucho de las grandes empresas constructoras que hoy en día se van declarando en quiebra o suspensión de pagos y cuyos propietarios y ejecutivos siguen vistiendo de armani y conduciendo Porsche, Mercedes, Ferrari, etc.

Es gracioso, el otro día, mi padre que también se vio afectado pero a pequeña escala teniendo que cerrar su diminuto negocio de venta de material de construcción me contaba que se hacía cruces al escuchar comentarios sobre una empresa constructora conocida que había querido declarar suspensión de pagos empezando por sus empleados a lo cual el organismo o entidad correspondiente prácticamente le había hecho un corte de mangas diciéndole en pocas palabras que vendiera los Mercedes, las propiedades distribuidas por todo el país y que sacase “la calderilla” ganada como beneficio de años y años de especulación para pagar a sus acreedores.

El otro día me pararon por la calle dos chavales para hacerme una “encuesta”, al final resultó que en realidad era una entrevista para la sección de opinión pública de un periódico local y, cómo no, la pregunta era qué opinaba yo de la crisis y si notaba que me afectara en algo. No pude evitar soltar una enorme carcajada porque, precisamente, me abordaron a la salida de una tienda donde acababa de comprarme un par de trapitos absolutamente innecesarios. Tal como me caracteriza, me enrollé como una persiana con los jóvenes reporteros que ponían cara de sorprendidos cuando les decía que, en lo que respecta a la crisis inmobiliaria, estaba encantada y que ya era hora de que esto reventara porque para mí es la única manera de acabar con la especulación y el robo a mano armada que se estaba cometiendo con el tema de la vivienda.

Y es que, amigos internautas, me río yo de la crisis. Que sí, que lo vamos a pasar mal pero bien ganado nos lo tenemos porque ¿cómo se puede pretender sustentar la economía de un país a base de inmovilizado?.

5 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

Demasiado floja es la crisis (de momento). Ya les gustaría a los de las pateras tener una crisis como la nuestra.

A veces creo que, aunque suframos, lo mejor es un buen batacazo de esos que nos cueste décadas levantar cabeza, a ver si así algunos espabilan (el problema es que, para variar, pagarán justos por pecadores, aunque no me queda claro quién es aquí justo y quién es pecador).

Anónimo dijo...

Aqui te dejo el chiste de una viñeta de un periodico, hace una semana:
Un amigo le pregunta a otro:

- Oye, y esto de la crisis. Como se paga???

El amigo le contesta:

- A escote, como siempre!!!!

Lo malo de todo esto es que quien lo va a pagar somos todos, eso a escote.
Entre bancos, inmobiliarias y constructores .... y como no decirlo el Gobierno actual y pasado:
nos han engañado como a bobos y sabes lo peor: Nos hemos dejado engañar.

A mi los bancos no me dan ninguna pena, de que!!. No se si tendreis alguna hipoteca a vueltas, pero si es así os acordais de cuando comentabás:- Oye, pero y si lo hago a plazo fijo???. PERO HOMBRE!, COMO VAS A HACERLO A PLAZO FIJO SI LOS INTERESES ESTAN AL DOBLE QUE EL VARIABLE!!!
ahora la poca gente que lo hizo a fijo están pagando menos.
Y esto es un ejemplo solo. Que las ostias que nos han metido con las hipotecas son de escandalo, vamos que al "españolito de a pie" nos la han gastado pero bien!
Que verguenza!!! Que siga la crisis, oye y que vengan los EMBARGOS, a ver que hacen para sacar tanto piso. No te preocupes que ni banqueros, ni constructores, ni especuladores, vivirán bajo un puente!.
PEZ MARTILLO:
Mi opinión es que pecadores somos todos, los unos por mentirosos, usureros y en fin, y los demás por TONTOS!

"Es mi triste opinión"

PENSADORA dijo...

De acuerdo entonces chicos, LA CULPA ES DE TODOS. ¡manda narices!

Lo peor es el comentario que oí ayer: "los que mejor se lo han montado son los que se han guardado dinero que ahora comprarán pisos a precios baratísimos" y yo me pregunto ¿entonces... volvemos a empezar?.

Anónimo dijo...

Sobre el comentario, sin ninguna duda, también en las vacas flacas aquellos que tienen la oportunidad sacan ganancia.

Y esto es así históricamente. Cuántas fortunas se han hecho en los momentos más criticos!!!

PENSADORA dijo...

Sí anónimo, así es, yo siempre he dicho que el mejor momento para encontrar el negocio de tu vida es una época de crisis... seguiré estrujándome el cerebro a ver si se me ocurre algo y me forro jejeej!