domingo, 7 de septiembre de 2008

EN TIERRA DE NADIE


Resulta muy humano el querer sentirse aceptado en un grupo. Al fin y al cabo no dejamos de ser animales gregarios.

Si uno gusta de sí mismo tal como es y sin embargo no se siente identificado con un grupo en especial, se produce esa sensación de estar en ninguna parte, en tierra de nadie.

8 comentarios:

Anna dijo...

Tienes toda la razón, yo conozco muy bien esa sensación, es como si estuvieses "descolocado" del lugar que te corresponde...
Bicos!

Horrach dijo...

Para desamparos el de aquel que sí se identifica con un determinado grupo pero que es rechazado por éste. Si no hay ningún grupo por el que sientas una especial inclinación eso no quiere decir que no lo acabes encontrando. Pero ser rechazado por el que sí sabes que es 'tu' grupo debe ser como para preocuparse.

shalom

Laura dijo...

Yo me siento fuera de lugar en bastantes ocasiones. Igual soy yo que no me adapto.
Besos.

El Pez Martillo dijo...

En cualquier caso, si no te aceptan o no encajas, es problema suyo.

Valentina. dijo...

Hola Pensadora.
La tierra de nadie es un buen lugar donde vivir.
Es el espacio vital donde puedes realizarte tal y como eres. Sin necesidad del beneplácito y la aceptación de los demás.
A partir de aquí...A relacionarnos!!
Un beso.

Anónimo dijo...

Sí, estoy de acuerdo, muchas veces ese grupo es más una ilusión fruto de nuestros devenires internos que otra cosa.
Tampoco es cierto lo de que no nos gusta estar solos, con todas las consecuencias imaginables

Saludos

Anónimo dijo...

Quería decir que TAMBIÉN es cierto que ... no tampoco..
Uno, que ya no rige mucho..

ELECTRA dijo...

si uno gusta de si mismo no se preocupa de encajar en el grupo, simplemente "es" con todas sus consecuencias.
besitos