domingo, 14 de septiembre de 2008

NOCITO, SIN LEYENDA PERO CON PAISAJE

Poco conocido es el Valle de Nocito, con su pintoresco pueblo a las faldas norte de la Sierra de Guara.

Pretendía contar una nueva leyenda, como he hecho otras veces, para describir mi última incursión montañera, pero no he encontrado mucha documentación y la imaginación no me funciona por el cansancio de la excursión de hoy.

La cuestión es describir un poquito el paseo de ayer que, la verdad sea dicha, resultó hermoso y reconfortante.

La idea era hacer un recorrido por el valle siguiendo dos de sus barrancos más transitables a pié y así terminamos metidos primero en el barranco de la Pillera con la cueva del Brazo de Mar de paso y luego remontar el Barranco de Abellada para regresar al coche.

Así fue. Lo conseguimos hacer en unas cinco horas, parando allí donde nos dio la real gana y sacando unas cuantas fotos que hay que compartir pues, como no me salen las palabras, las imágenes darán buena cuenta de la belleza del paraje.


4 comentarios:

Laura dijo...

Unas fotos preciosas, imagino qué relajante debe resultar pasear por allí.
Besos.

Anónimo dijo...

He dicho alguna vez cómo me impresionan las montañas? Además ese toque kárstico envuelto en azul..

Por tus métodos de recuperación veo que eres de los que no se andan con medias tintas (vaya novedad :)

Saludos

PENSADORA dijo...

¿que si relaja? SIIII!!! relaja muchísimo, fue una muy muy buena idea para desconectar del mal rollo cerebral que llevaba y, como no, ya me encuentro muchísimo mejor.

PENSADORA dijo...

Por cierto anónimo, así empecé yo, de pequeñita, me miraba por la ventana del coche de mis padres hacia las montañas que me provocaban bastante impresión y siempre pensaba.. ¿qué debe haber allí? y cuando lo descubrí ya no paré ni pienso parar.