lunes, 17 de noviembre de 2008

PEKIN EXPRESS

He de admitir que desde el principio soy seguidora de este programa. No soy muy amiga de los “reality shows” estos, pero me gustó mucho la idea y, desde luego, si yo tuviera que participar en uno, sin duda, sería este.

Como para todo el mundo, mis participantes favoritas eran las gemelas además de la pareja aquella de hombres que no recuerdo cómo se llaman pero que ya fueron expulsados.

Quienes hayan visto el programa de ayer y además me vayan leyendo, entenderán que para mí fue un programa emocionante de lo más. No sólo porque me encantaran los paisajes del desierto y me diera una envidia tremenda sino porque la confesión de la gemela y su expulsión, para mí, resultó muy emocionante por la parte que de mí se siente identificada.

Para nada voy a hacer grandes alabanzas de la proeza que supone meterse en semejante “berenjenal” sabiendo que estás enferma de cáncer, vamos, que te vayas a recorrer miles de kilómetros en condiciones paupérrimas mientras estás desarrollando una metástasis, más que una proeza me parece una auténtica tontería. Esto no supone que no la admire, que lo hago, porque ya metida en harina la chica se ha portado brillantemente y vaya par de ovarios que hay que tener para esto. Pero mi primer pensamiento cuando le vi confesando su enfermedad no fue de admiración o ternura, para mí, fue incluso como un insulto para todos aquellos enfermos que nos hemos conformado con mantenernos vivos y, además vivir para contarlo, que ya es bastante proeza en mi humilde opinión.

Pienso que lo bonito y ejemplar en este caso es atajar lo que te ocurre “a la primera” y no irte corriendo por ahí como si no pasara nada. Porque el cáncer ha de ser tratado de manera inmediata y esa es la manera de que los miles de euros que supone tu tratamiento para el sistema de seguridad social que sustentamos todos los trabajadores de este país “valga de algo”. Que no es ninguna tontería sobrevivir a un cáncer y más el caso de esta chica, que, según lo que dijo, se trataba de una metástasis de un antiguo cáncer que ya había sido tratado.

Puestas ya las cartas sobre la mesa, prefiero optar por la parte más dulce del asunto y como compañera de fatigas en lo que a cáncer se refiere, si tuviera a esta chica cerca de mí le daría mi apretón de mano y le llamaría campeona igual que todo el mundo. Pero también la animaría a tomárselo más en serio, no sólo por ella, sino por los millones de personas enfermas en todo el mundo, no sólo de cáncer sino de muchas otras enfermedades igual o más graves (como SIDA, esclerosis múltiple…), el asunto de la lucha contra una enfermedad no tiene nada de ligero, no es fácil para nadie y lo que hay que hacer es aprovechar los medios de que se dispone para curar la enfermedad lo antes posible para entonces sí, ponerte el mundo por montera y disfrutar de tu vida, porque una vez curado aprendes a “vivir de otra manera” (como dijo ella) y esa manera no ha de ser espectacular necesariamente, lo espectacular está dentro de uno mismo y nuestras familias y quienes nos quieren se merecen que luchemos por nuestras vidas por encima de cualquier cosa. Porque nuestros grandes logros serán conseguidos mientras estemos vivos.

13 comentarios:

anselmo dijo...

Mi pareja sigue este programa. Pues yo opino: con dos cojones...
A veces, vivir con alegría y haciendo lo que te gusta es tan válido como la quimio,
Y si ha de morir, lo hará sin ese "ojalá que..."

Viajero Thai dijo...

Y La 2 necesitaría arriesgarse con más programación de este tipo, como hacía en sus inicios...ay...

El Pez Martillo dijo...

Más allá de que ella es libre y puede hacer lo que le venga en gana, me parece que hay gente que confunde el valor con la temeridad. Lo que hay que hacer en estos casos es coger el toro por los cuernos y plantar cara, no huir lo más lejos posible (como si poniendo tierra por medio fuera a dejar el cáncer en casa).

Hay gente que parece que si no corren grandes aventuras y no están siempre en peligro (si no se sienten protagonistas de alguna película o novela), no han vivido una vida digna de ser llamada vida. En fin...

Pero que cada uno haga lo que quiera, que bastante tengo yo con aguantarme como para encima meterme en las vidas de los demás.

Saludos.

Anónimo dijo...

Desee que no lo hubieses visto.
Para mi emitir la confesión de la campeona que además sabes que eran mi pareja favorita, era innecesario por parte del programa COÑO OTRA VEZ A LA LAGRIMA FACIL EN LOS PROGRAMAS, por mucho que hayan pedido permiso para hacerlo publico a la interesada en cuestión. Por otro lado, cada persona ataja los problemas vitales de distinta manera, cada uno es libre de decidir a arriesgarse o no, a recibir el tratamiento o no. LO QUE NO ME GUSTO EN ABSOLUTO ES QUE HUBIESE MENTIDO A SU HERMANA (que por cierto menudo disgusto la forma de enterarse) Y A TODOS LOS QUE LA QUIEREN. Dicho esto cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida. Se que a ti que eres una gran luchadora y te agarras a la vida como una garrapatilla, esto es inconcebible. Para mi la gran campeona es aquella persona que lucha y no huye, y estoy contigo en que hay miles de luchadores anonimos ahora mismo en habitaciones de un hospital GANANDO SU GRAN PEKIN EXPRESS, concursando por una meta loable nada más y nada menos que LA VIDA.

MONONASISTER

Anónimo dijo...

Lo primero felicitarte por el post. Mi sentimiento al ver anoche de lo de Pekín Express fue de indignación y tristeza. Por muchísimas cosas. Yo también he padecido el cáncer directamente en varios familiares. Para mí la concursante está lejísimo de suponer un ejemplo. De veras que lo siento, pero tanto su actitud como la de la hermana distan de ser de la ejemplaridad con la que la vendieron el programa. Yo ayer lloré muchísimo, porque me vinieron muchos malos recuerdos a la cabeza. Y no es justo, no es justo que se banalice y trivialice una problemática tan grave como hicieron ayer. Me gustaría ser tan optimista como la autora del post, pero joder, no había visto nada igual. A los del concurso se les debería caer la cara de vergüenza de explotar la situación cómo lo hicieron. Espero que haya represalías. La actitud del médico y la organización, lamentable. ¿Cómo que reunirse para decidir si seguían? ¿Acaso se puede dudar? Y las declaracines de la hermana... Si nos vamos... Todo en condicional, no lo juzgo, pero me sentí muy dolido. Lo siento, pero sufrí mucho anoche, y de emoción nada, y eso que debería haberme sentido identificado.

Rafa

Rebeca dijo...

Yo oí la publicidad de lo que iba a pasar en la radio y también me pareció una actitud estúpida. Me daba la impresión que la chica escogía dentro de su etapa del duelo la negación, y hacía caso omiso de que estaba enferma, el problema es que la ignorancia tarde o temprano te obliga a dejar de acogerla.

Estoy contigo, creo que escogio la forma de luchar equivocada.

ELECTRA dijo...

ayer lloramos todos!, esta claro que no nos esperabamos un culebron de tal magnitud.Mi opinion es que si, creo que tienes razon en lo que dices Pens, nadie mejor que tu o que haya pasado por ello puede verlo desde el punto 0, pero tambien es verdad que, poniendome en su lugar la entiendo un poquito, es una manera de demostrarse a si misma que puede con ello, es una manera de olvidarse un poco de algo tan gordo, es una ultima oportunidad, quizas si, quizas no...
en fin... menudo disgusto ayer .
Por otro lado: FERNANDO Y MARIA SON PARA MI LOS GANADORES DESDE EL PRINCIPIO (no por ella que es lastre, por el que es un crack)
besitos wapa

alfonso dijo...

hola pensadora
es la primera vez que paso por aqui y me topo con unas reflexiones muy pero muy profundas
mi primera impresion es estar con tu planteamiento, por curarse, por la familia que la quiere, por todo lo que significa el seguir adelante.puedo hablar sin meterme en los sentimientos de las personas de ese programa porque ni siquiera sabia que existia(erroneo: algo habia oido de un programa en el que habia que recorrer un trecho enorme, pasando mil penurias para llegar a un pais remoto, vamos supongo que es este, si no perdona mi ignorancia)
pero hay algo en el fondo de mi subscosciente que me dice ¿y por que no?
en fin , ahora estoy un poquito sin saber a que palo arrimarme, pero sigue siendo mas fuerte el sentimiento de seguir luchando para una vez curada ver todo, como tu muy bien dices, de otra forma
un beso fuerte

Tu blogamigo de verdad dijo...

NO SÉ QUE DECIR...

La vida es tan hermosa que merece la pena luchar por ella.

PENSADORA dijo...

Os he leído a tod@s y ¡gracias!.

Sólo un par de cositas:

Lo que no creo que nos gustaría a nadie es morir con la idea de "ojalá hubiera luchado por mi vida", no la de "ojalá hubiera hecho esto..." ese "esto" es luchar por la propia vida, insisto, se lo debemos a quienes nos aman que lo que quieren es tenernos al lado VIVOS.

Ayer volví a ver a Idoya en el programa de Pablo Motos y, chic@s, la ví muy bien, me alegro. También me alegro de que no se ahondara prácticamente nada en el tema, ahora bien, sólo se dedicaron a sacar otra vez las imágenes lacrimógenas... puro markéting y me sigue indignando que se utilice algo tan importante para nosotros (antigüos enfermos y enfermos acutales). Pero bueno, correremos un tupito velo y lo dejaremos correr, otra cosa no sale a cuenta hacer.

Sólo me gustaría que mostraran, tanto la cadena como ella un poco de respeto por los enfermos que están luchando con todas sus fuerzas por su vida, que esos son los auténticos CAMPEONES.

Todo esto se ha convertido en un culebrón que considero innecesario, así que lo dejo aquí....

A otra cosa mariposa!

Di dijo...

Ays qué panzada de llorar el domingo! qué pena! yo lo veo desde el principio me encanta el programa, eso si es supervivencia no gran hermano! me gusta mucho Fernando quiero que ganen ellos, las gemelas también me gustaban y los gays que me partía de risa con ellos. Saludos!

Anónimo dijo...

Pensadora, soy Rafa, he escrito antes.

Enfocas el tema de forma optimista y me alegro muchísimo, de corazón. En mi caso todavía no puedo. Me duele tantísimo todo lo que está pasando. Espero que acabe rápido, porque ya no sé que será lo próximo. Lo de 'El hormiguero' fue dantesco, siento decirlo. La hermana diciendo que el momento en el que le comunicaba la noticia fue "bonito y le gustó a toda España". ¿Cómo puede decir eso? Volví a llorar mirando a mi lado, como vuelvo a hacerlo en soledad viendo todos los comentarios de apoyo que está recibiendo esta situación. Ya no veré más el programa, no se lo merecen.

Siento volver al tema, sólo agradecerte todo lo que has escrito y sigues escribiendo. Me ha ayudado mucho.

Saludos

PENSADORA dijo...

RAFA: Estas cosas son mejor dejarlas correr y no darles mayor importancia de la que tienen, el año que viene todo esto estará olvidado y punto.

Incluso DUDO mucho de la veracidad de todo esto, más que nada viendo cómo se trató el tema en el "Hormiguero", por encimita y de soslayo.

Hay que entender que el momento en que se comunica algo así es, por lo menos, raro y las reacciones pueden ser miles, cada persona tenemos nuestra manera particular de enfrentarnos a las cosas y a mí sí me pareció un momento bonito, ahora bien, insisto en que no me gusta que se le trate de heroina a esta chica, porque para mí, no tiene NADA de heróico lo que ha hecho. Héroes, como bien ha escrito mi hermana, son los que ahora mismo están en los hospitales jugando su "pekin express" particular, corriendo y luchando por su vida.

Yo seguiré viendo el programa, sobre todo ahora que ellas ya están fuera y la carrera seguirá. Todo el mundo merece una segunda oportunidad y no me voy a privar de algo que me gusta.

Espero que tu familia se encuentre bien. Quítale importancia al asunto y adelante con tu vida, total, sólo es televisión y nosotros vivimos en el mundo real que a veces es duro pero también bonito y divertido así que hay que aprovecharlo para seguir viviendo felices.

Un abrazo muy fuerte lleno de buen rollo y energía positiva (que es la que ayuda).