viernes, 21 de noviembre de 2008

UN GRAN HOMBRE


De él tengo los ojos, la boca, la nariz, los pies, la estatura. También la sonrisa picarona y los arranques de mala virgen explosiva, los nervios y ese vicio derrochador incorregible. Además, de él tengo algo que valoro y me acompañará siempre: la perseverancia.

Mi padre no es un hombre importante. Tampoco ha hecho grandes cosas de esas que lo hacen a uno famoso, pero su historia como la de tantos otros “pequeños grandes hombres” es la que le convierte en uno de mis ídolos. No solo por su aportación de genes que me ha construido tal como soy y que no está nada mal, sino por sus valores, grandes e inquebrantables. Muy bien heredados éstos del Abuelo, un patriarca que tampoco hizo grandes cosas pero crió grandes buenos hombres, como mi padre.

Mi padre es un hombre capaz de proezas tales como empezar de la nada tantas veces como le dé la real gana. Yo lo he vivido. Él nunca desfallece, se rehace a sí mismo y a su familia tantas veces sean necesarias. Tantos negocios como emprendió, tantos negocios como cayeron, pero no paró, nunca, ni siquiera en el peor de los momentos. Porque quien tiene un sueño, lo persigue y de grandes sueños se hacen las grandes cosas. Ése es el gran triunfo de mi padre, su perseverancia. Por supuesto, tras cada hombre (en especial de los hombres de la generación de mi padre) hay una mujer, la que le coge la mano y siempre tiende una colchoneta amortiguadora invisible que él nunca ve, pero que allí está.

Un hombre que fue capaz de dejar su patria por cumplir un sueño, de arrastrar con él a su familia a un país extraño, de sufrir amenazas, robos y cosas que nunca sabré por buscar un futuro mejor para los suyos. Un hombre que no sucumbió, que quería lo que quería y moriría intentándolo. Hay que ser muy valiente para hacer lo que él ha hecho y eso no se lo quitará nadie jamás.

Terminada ya la época del trabajo y entrado en la jubilación. Mi padre es admirado por quienes le queremos porque lo intentó, lo intentó con voluntad y eso es más importante que haber alcanzado la meta o no. Porque lo deportivo es competir y no siempre se gana lo que uno piensa, muchas veces las ganancias no son monetarias, van más allá y son mucho más importantes los valores adquiridos, las vivencias, los recuerdos.

Lo que mi padre dejará en herencia será para este mundo, hijos que no son ricos pero son buenas personas, recuerdos hermosos de un país tropical, experiencias, cultura y sonrisas, porque eso también lo tiene, la capacidad de hacer sonreír a pesar de su talante magnificente que de primeras asusta, pero como en su hija pequeña, sólo es fachada.

Me gusta llamar grandes a las pequeñas cosas y hay vidas que para mí son “grandes pequeñas historias”, ésta es una, la de mi padre. Un hombre común, que es amado sólo por ser quien es, porque no importa lo que haya conseguido, sino quién es y este señor, quede escrito, no es poca cosa.

5 comentarios:

Rebeca dijo...

Pues no Pensadora, la verdad es que no es poca cosa. La historia, como tu dices, a hacen estas pequeñas vidas sólo conocidas por los que están cerca.

Tienes mucha suerte de tener un padre así!

El Pez Martillo dijo...

¿Se lo habrás dado a leer, no? Estará contento si lo lee.

PENSADORA dijo...

REBECA: como el mío, hay muchos, pero como es el mío me parece el mejor y sí, es una suerte.

PEZ: hoy es su cumple, este es mi regalo para él.

Anónimo dijo...

Pienso que la mejor herencia que nos dejará la resume una frase de su mujer:
"Con él esta vida es una autentica montaña rusa, tan pronto estas arriba como cataplún abajo...una verdadera aventura y como tal LO QUE NOS DIVERTIDO Y NOS DIVERTIREMOS".
- Oye que tan pronto estás en una casa del Pirineo rodeado de nieve, que de golpe y porrazo te encuentrás en una remota playa del Caribe. Y en otro golpe maestro te ves en una ciudad de la Cataluña Profunda aprendiendo el Catalán y a toda prisa... para, luego volver a tu ciudad natal.
Porque, desde luego en esta familia hemos tenido de TODO!pero sobre todo y lo que más RISAS, y eso ha sido gracias a él, y todas sus aventuras: PROFESION DE ESTE SEÑOR: EMPRENDEDOR NATO!!!!!!


Con él es aplicable: SI LA VIDA TE DA LIMONES HAZTE UNA LIMONADA!!!!


PENSSISTER

anselmo dijo...

tienes suerte chica...aprovecha tu tiempo con él...serán, con el tiempo unos recuerdos entrañables