martes, 9 de diciembre de 2008

TEMPORADAS

A veces buenas y a veces malas. Parece que la vida se dividiera en temporadas.

La vida es un ciclo continuo dentro del que vamos viviendo sub-ciclos. Nuestro estado vital va variando con el tiempo y durante estas variaciones se suceden las épocas de adaptación, cuando todo resulta convulso y difícil hasta que conseguimos adaptarnos a la nueva temporada que estamos viviendo. Lo importante: perdonarse a uno mismo si durante esa adaptación hacemos algo que podríamos haber hecho mejor.

5 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

Hablar de temporadas da a entender que hay momentos de estabilidad, y no sé, a mi me parece más bien que en la vida, de estabilidad, nada. Siempre hay cambio, movimiento y marcha. Sólo los muertos se están quietos.

Duncan de Gross dijo...

Sabias palabras, yo soy consciente de esas temporadas a las que te refieres, ahora pispo estoy pasando una de total tranquilidad, apatía diría, pero es que el invierno me aturde, cuando llega abril me desato...

PENSADORA dijo...

AMIGO PEZ: se puede estar estable y en movimiento...

DUNCAN: veo que me pillas. Yo no sé qué me pasa que llevo una temporada larga muy desatada, a ver si pasa esta "temporada".

Laura dijo...

Pues yo creo que he pasado mi etapa de tranquilidad y vuelvo a estar con altibajos. Debe ser que en breve me quedo parada de nuevo, o la Navidad, o vete a saber.
Besos.

casiopea dijo...

Cuanta razón tienes, a mi siempre me pasa por eso las etapas anodinas no me agobias porque me quedan los recuerdos de las que he ido a mil. Ahora mismo estoy metida en medio de un torbellino, altos y bajos ... asi se nos pasa la vida....