viernes, 26 de marzo de 2010

ESTRESORES

El estrés no aparece por sí sólo, o al menos no en las mentes cuerdas. El estrés tiene motivos.

Según mis “investigaciones” hay grupos de posibles estresores tipo que afectan al humanito en nuestra sociedad, a saber:

SALUD: No sólo cuando se trata de afecciones graves que supongan incapacidades prolongadas si no en todos los casos, la carencia de salud nos provoca inseguridad y de allí estrés.

VIVIENDA: No sólo es cuestión de precios o disponibilidad de vivienda. Las reformas en el hogar o una mudanza suponen un incremento importante de nervios en nuestro comportamiento.

SEXO: La carencia de relaciones sexuales satisfactorias es un estresor tan importante como otro cualquiera, sobre todo en una sociedad como la nuestra que todavía anda bastante falta de educación suficiente en este sentido.

SEPARACIÓN: Cómo no! Lo del amor nos trae a todos por la calle de la amargura. Sobre todo las grandes separaciones que afectan a parejas estables y más si comparten hijos o bienes en común.

TRABAJO: Es evidente que estamos sumidos en una crisis económica importante, de allí que la estabilidad laboral se vea especialmente comprometida. El objetivo primordial de nuestro trabajo es ganarnos el sustento y, si éste falta, es normal que nos sintamos cuando menos, asustados.

Así bien, queridos internautas, cuando nos sintamos nerviosos o atemorizados, comprendamos que como humanos tenemos derecho a sufrir por aquello que objetivamente nos pueda suponer un malestar. Pero no olvidemos que sólo es eso: un malestar y, por tanto, la vida no nos va en ello.

2 comentarios:

El Titanic, también se hundió dijo...

Estudios de la universidad de güesconsin dicen que tambien resultan estresores las comidas de navidad, las bodas de compromiso, la familia politica, el relampagueante tráfico de la ciudad (fiuuuuu), los "ingenieros" sabelotodo, los centros comerciales en sábado por la tarde, la vieja cotilla del vecindario.... fuf que estres.

PENSADORA dijo...

Jejejej! y espera que seguro se nos ocurre algo más...

Saludos Titanic, un placer tenerte por aquí!