PEQUEÑO DELICIOSO SUSTO

Los planes sólo son planes, no realidades. De manera que, ante una desviación del plan inicial una puede asustarse, pero si el susto merece la pena, éste adquiere sabor a chocolate y fresa… delicioso al paladar de la pensadora valiente.

Comentarios

DINOBAT ha dicho que…
Vivir con miedo no es vivir...
PENSADORA ha dicho que…
Pues eso!

Bienvenido DINOBAT, tome asiento por favor.

Saludos!
Anónimo ha dicho que…
asi se habla!!
me aplico el cuento, me too!!
Electra.
Rebeca ha dicho que…
¿y de qué susto se trata? ¡con sabor a chocolate y fresa, ummm! ¡cuenta, cuenta!

Entradas populares de este blog

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ASERTIVIDAD

LAS FASES DEL DESPECHO II: Quitarse la venda de los ojos

SANTA IRENE