martes, 30 de noviembre de 2010

SUBCONSCIENTEMENTE


Se me ha ocurrido pensar en esa parte del subconsciente que, en lo que a la búsqueda de pareja se refiere, nos hace errar.

En una sociedad tan convulsa como la nuestra, en la que tan apenas se mantienen parejas en pie y muchas que lo hacen están “por estar”: ¿qué errores cometemos sin darnos cuenta?.

En primer lugar se me ocurre que viendo a nuestro alrededor semejante cantidad de rupturas, sufrimientos, frivolidad… nos asustamos e intentamos poner todos los medios para evitar que una catástrofe sentimental nos alcance y que si lo hace sea con el menor impacto posible. Así, subconscientemente, desarrollamos armas que nos defiendan de un posible ataque exterior de compromiso pues cuanto más comprometidos estemos más daño podemos sufrir.

Subconscientemente, muchos tendemos a elegir incorrectamente, a buscar parejas complicadas o demasiado simples de manera que nuestro compromiso sea el justo y así prever posibles sufrimientos.

Subconscientemente, tendemos a entregarnos con más facilidad a lo que parece más sencillo, a lo que tenemos delante, cerca de la mirada. Y esto lo hacemos desde el miedo, el miedo a lo real, a lo posible.

Porque lo real y posible supondría comprometerse, arriesgarse a la realidad de una vida en común con alguien que muy posiblemente nos hará sufrir pero que muy posiblemente también nos hará disfrutar y dejar de sentirnos solos.

Subconscientemente, tenemos miedo al amor verdadero.

9 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

Y en el fondo creo que todo ha de ser mucho más sencillo, que lo hacemos más difícil de lo que es. Tenemos que aplicarnos lo del menos pensar y más actuar, aunque eso sí que es difícil.

PENSADORA dijo...

¡AHI LES HAS DAO COMPAÑERO!

Con mi mejor amiga siempre terminamos concluyendo lo mismo: al menos al principio, todo tiene que ser fácil, sencillo.

Lo hacemos más difícil por miedo Pez, a estas edades lo que tenemos es purito miedo.

No actuamos porque tenemos miedos: al rechazo, a que nos hagan daño, a hacerlo nosotros, a tener que ceder... ¡miedo, maldito miedo!.

Lolíndir Palantír dijo...

...y subconcientemente tb no queremos que se nos descoloque la vida en estos asuntos, pero el amor es eso sobetodo, un darte la vuelta como a un calcetin y estrar totalmente desemascarado, indefenso...cosa que nadie quiere que se le ocurra.

aperador dijo...

Totalmente de acuerdo, es el miedo el que nos paraliza a la hora de dejarnos llevar y actuar en consecuencia con lo que sentimos.
Yo siempre he dicho que no quería enamorarme porque no quería sufrir, me daba más miedo el rechazo, el que una vez que me entregase completamente me dejasen con el amor colgado, el de nuevo sentirme sola. Y sí, muchas veces no he sabido actuar,me he quedado paraliazada o simplemente no he querido ver las señales. Y ahora me pregunto, ¿qué me he perdido? tal vez me he ahorrado mucho sufrimiento, pero he desperdiciado muchas otras cosas.
Asinsss, que raro es esto del miedo al amor

montse rodriguez dijo...

Creo que has dado en el clavo.

Jarttita. dijo...

Estoy con Pez...

PENSADORA dijo...

¡PUES A QUITARSE EL MIEDO TODO EL MUNDO!

Voy a declarar oficialmente 2011 como el año del amor: ¡todo el mundo a enamorarse sin miedo!.

Vík! dijo...

Miedicas...

Julien Bousquet dijo...

Muy buena explicación pensadora.