viernes, 18 de enero de 2013

Fast love



Mirando a mi alrededor me doy cuenta de que se lleva mucho el “fast love”, como en el mcdonald’s: llegar, mirar, elegir y comer rápido. Así el resultado es que te llenas mucho en poco tiempo y en poco tiempo también, vuelves a tener hambre. Eso significa que has comido mal y por lo tanto, no satisfaces tus necesidades energéticas reales.

Al hacer esta comparativa, no me refiero a los rollos rápidos de una noche. Me refiero a las relaciones que se establecen con la misma rapidez de una “fast food”, a esos enamoramientos “a primera vista” o más bien “a primer polvo”. En mi humilde opinión, son enamoramientos de posible fracaso pues no se establecen sobre las bases más sólidas del amor de pareja, de las cuales, para mí, una es el conocimiento y aceptación del otro lo cual sólo se consigue con tiempo y paciencia.

Sin embargo, en lo que dura un fin de semana con una persona que se acaba de conocer, son muchos quienes se declaran profundamente enamorados y yo me pregunto ¿de quién? Si no conoces a esa persona. En este caso el resultado más probable es un desencanto tan rápido y arrebatador como el enamoramiento inicial y la causa no es otra que, como pasa con una hamburguesa mala, no se ha tenido tiempo de conocer y saborear bien los ingredientes lo cual lleva a una satisfacción irreal. En pocas palabras: te enamoras de una sensación y no de la persona.

Siempre he dicho, digo y diré que en esto del amor no hay nada escrito, no existe un manual, el amor es cosa de dos y resulta complicadísimo estandarizar algo que depende tanto de tantos factores pero por experiencia he comprobado que, como en cualquier otro avatar de la vida, lo que mejor funciona es lo lento, continuo y creciente.

5 comentarios:

El Pez Martillo dijo...

Además de lo que dices, a mi me sorprende la rapidez con la que, una vez acabada una relación, se vuelve a emparejar el personal.

Saludos.

POL dijo...

De todas, las relaciones de pareja son complicadas per se. Eso de convivir tiene tela que cortar. Y más entre un hombre y una mujer que somos tan diferentes, tanto por dentro como por fuera; SI PARECEMOS DE DIFERENTES ESPECIES!!!!

PENSADORA dijo...

PEZ: somos animalicos gregarios y necesitamos la compañía de nuestros semenjantes, sin embargo, estamos de acuerdo en que resulta sorprendente y tampoco creo que sea buena esa rapidez de emparejamiento. Soy defensora de la temporada de asueto antes de afrontar una nueva relación.

POL: efectivamente, somos diferentes especies, yo diría que de distintos planetas... ¡jejej!

Saludicos!

Anónimo dijo...

Menos mal que pensais diferente, yo no entiendo nada de las relaciones hoy en día. Tan efímeras, tan rápidas, tantos cambios de pareja, uno no se enamora y desenamora así tan fácilmente, al menos no quien lo sienta de verdad. Te puede ocurrir alguna vez pero creo que hace falta un duelo para cerrar una historia y un rodaje para empezar otra. La gente sigue siendo poco sincera consigo misma, y por tanto, con las relaciones. María

OzzY_64 dijo...

La cuestion es q no se enamoran.
Si nunca te enamoraste no sabes lo q se siente... entonces ves a alguien q fisicamente te atrae mucho y si tus hormonas estan alteradas, caes en el error de llamar a eso "amor"... y bueno, todos hemos mirado peliculas sobre q cosas hace la gente cuando esta enamorada, asi q tienen una excusa q no es para hacer idioteces.
Saludos.