miércoles, 2 de enero de 2013

Ranking de Fin de Año



Como casi todos los años desde el inicio de este mi blog, hago un nuevo resumen del año que termina con un compendio de las entradas que mejor reflejan la situación personal, nacional o universal del momento.

¡Disfruten ustedes queridos lectores!

Enero: “Cuestión de suerte”.  Cuando la locura del gordo de la lotería pasó, resultó que no había cambiado tanto la cosa como esperábamos y el año 2012 ha terminado siendo tan malo como se predecía o incluso peor, pero bueno, en aquel momento pudimos soñar un futuro mejor y ese ratito no nos lo quita nadie.

Febrero: “I wanna dance…”. El invierno fue corto y seco, sequísimo.  No recuerdo un invierno como el pasado, con temperaturas extremas de -5 a +15ºC en el mismo día.  Pero lo que me impactó en Febrero fue la muerte de Witney Houston, el darme cuenta de cómo una gran estrella puede apagarse de una manera tan triste y no importa si es una estrella mediática o galáctica… las estrellas pueden apagarse.

Marzo: “Autocrítica y enmienda”. Por fin un ápice de inspiración, una entrada corta sobre la manía que tenemos en general de auto-criticarnos y, sin embargo, no enmendarnos.

Abril: Lo nunca visto en este blog… un mes entero sin escribir.  Así están las cosas.

Mayo: “Varsovia: ciudad fénix”. Viajé mucho en el mes de Abril, resultó que no me lo habían robado sino que simplemente yo no estaba aquí.  Estaba allá.  De Andalucía a Polonia como en un suspiro.  Quedé afectada por mi viaje a Polonia, por mi encuentro cara a cara con una realidad que me parecía lejana pero no lo era tanto.  La segunda guerra mundial ocurrió hace menos tiempo del que me parecía cuando la estudiaba en los libros de texto.

Junio: “Parfait”.  El verano empezó mal para mí.  Tuve un susto tremendo que me hizo temer una vez más por mi salud y eso sí que es algo que inquieta ¡y mucho!.  Sin embargo, mientras esperaba el comienzo de una nueva etapa de sometimiento a las “maldades médicas” conseguí disfrutar de algún rato de paz.  Como siempre, gracias a la música.

Julio: “Cota tresmil”.  Ahí estaba yo para Julio, con tremenda anemia y a la espera de resultados sobre su origen real.  Con eso y todo, quise coger aire para abanicarme el miedo y tirar al monte como la cabra que siempre fui.  Lo conseguí.  Colmé por fin, y después de muchos años, la cota tres mil.  Ahora ya no me para nadie (ni los médicos oiga).

Agosto: “Pre-laurentis”.  Me encantó observar así como de lejos los preparativos de las fiestas en honor a San Lorenzo, tan esperadas cada año aquí en mi Huesqueta querida.  Lo hice de lejos porque no quise estar, no tenía ganas de fiestas y el único alivio que encontraba para mis miedos era la montaña donde me refugié mientras los demás bailaban.

Septiembre: “Adiós”.  Despedimos a mi tía y fue como entrar de lleno en el otoño aún haciendo calor.  Uno sabe que los mayores se van antes, pero a veces, demasiado antes y sin previo aviso.  Así empezó el otoño, triste.

Octubre: “Parte de la historia”.  Parece que sólo sepamos escribir sobre la crisis para criticarla.  Esta vez preferí mirarla desde otra perspectiva.

Noviembre: “Otoño perfecto”.  Tras un año de sequía de las buenas, llegó un otoño de los de verdad, frío y lluvioso.  Lo abracé y disfruté.

Diciembre: “Del trauma al cambio”.  Mi cáncer me persigue a veces.  Unas veces con pequeños sustos que me hacen temer su regreso y otras, como ésta, en forma de un enemigo que afecta a muchos más de los que quisiera.

Y termina el año, queridos internautas.  2012 nos sigue dejando crisis, miedos y malos augurios para el ejercicio que comienza.  Yo no quiero hablar de esperanzas ni ñoñadas manidas.  Yo, señoras y señores, deseo que esta noche se excedan bien (cada uno a su manera que no sólo de alcohol, drogas, sexo o trasnoches se compone esta celebración), lo disfruten y no piensen en lo que les depara.

NOTA DE ÚLTIMA HORA: Había dejado este post programado para el mismísimo día de nochevieja, pero algo hice mal y se quedó en borrador.  Lo cuelgo hoy de todas formas.  ¡¡¡Que ustedes hayan disfrutado como mínimo la mitad que yo!!!

4 comentarios:

Douce dijo...

Feliz Año, y si no lo es, trataremos de hacerlo, por lo menos vivible.

He leído tu 'ranking'anual y me parece una buena idea eso de señalar los momentos más 'vívidos' del año cumplido (no sé si existe ese palabro pero la uso).

Desde el principio, cuando te leí en el blog del Pez Martillo me parecieron interesantes tus reflexiones y más o menos me he asomado a estas 'montañas'.

Ante todo me gusta tu 'claridad' en tus exposiciones, no hay milongas propias de bastantes estos blogs, no excluyo el mío. Por eso, sobre todo, me gusta y me gusta que seas así.

Hasta para cumbres de las montañas y algún 'despeñadero' de las que ofrece la vida, lo muestras aquí con la misma naturalidad aunque sean distintas.

Podría seguir, pero a veces desde los silencios también hablan.

Gracias por ser así. Desde una isla: un Náufrago y una perrita (sobre todo la segunda:-)

El Pez Martillo dijo...

Buena mirada retrospectiva, y para la de este año que empieza, que por lo menos no haya más sustos y sí muchas más alegrías, fiestas, viajes...

Saludos!!!!

El Titanic, también se hundió dijo...

Buen resumen, y es que en un año, pasan muchas cosas...
Salud!

PENSADORA dijo...

¡Gracias a todos!

Douce: me sonroja usted.

Pez: así como lo dices, menos sustos y más alegrías.

Titanic: cierto es, en un año pasan tantas cosas que casi se olvidan.

Saludicos!