miércoles, 6 de agosto de 2008

HISTORIA DE AMOR



Voy a contar una historia de amor tan real como la vida misma.

Ella y El, según las malas lenguas oscenses, no pasaban un buen momento en su relación. Recuerdo verles la noche del sábado anterior a la tragedia, durante un concierto, discutiendo tan acaloradamente que pasé a su lado sin parar ni saludar.

Y llegó el día fatal, un sábado, a las 6:30 de la mañana un grupo de amigos y conocidos cruzaban la calle abandonando la única discoteca del lugar cuando un coche a 150km/h se precipitó contra ellos dejando como resultado dos muertos y no recuerdo cuántos heridos entre los que se contaba El.

Gracias a lo pequeño de esta ciudad, fui recibiendo noticias desalentadoras sobre su estado de salud, incluyendo la posibilidad de que no volviera a despertar de su coma.

Pero la noticia que más me enternecía era la inmutable compañía de Ella a su lado, todos los días, sin descanso. Dejó trabajo, amigos y todo por acompañarle en una ciudad que no era la suya pues El, gracias a su gravedad, yacía en un Hospital de Zaragoza.

Pronto llegaron noticias de su mejoría, a pesar de haberle amputado ambas piernas, había recobrado la conciencia y estaba lúcido aunque ciego por la desecación de sus nervios ópticos. Pero estaba animado, con la compañía de Ella y de sus amigos.

La semana pasada se cumplió el aniversario del suceso que el año pasado conmocionó Huesca y pude ver en la televisión un reportaje sobre la pareja. Continúan juntos en Zaragoza, Ella pasa sus días junto a El ayudándole en su nuevo camino.

Me encanta saber que, a pesar de lo ocurrido, han sabido encontrar un nuevo lugar en el mundo para su relación. Ella es feliz por tenerle a El a pesar de las circunstancias y El encuentra en Ella todo el apoyo que necesita una persona en su situación.

Si esto no es amor, entonces… ¿qué lo es?.

10 comentarios:

Laura dijo...

Claro que es amor, y del verdadero. Al menos pueden sacar algo positivo de esa tragedia, el tenerse el uno al otro. Una historia muy bonita. Besos.

Vantysch dijo...

Sin duda alguna en este texto demuestras que el AMOR mueve al mundo. Le solemos poner el adjetivo de INCONDICIONAL muy a la ligera.
Es en situaciones como la que tristemente se dió en tu ciudad cuando realmente se ve el verdadero amor.
Es por haber vivido indirectamente estas historias que nunca me canso de decir Te Quiero a la persona a la que amo. Quizás mañana no tenga la suerte de poder decírselo o ella de oírlo.

Realmente me ha conmovido

Muchas gracias por compartirla
Un besito

Wycherly dijo...

Si no es amor no se como definirla.

Me paso por aqui si no te molesta.

Saludos

PENSADORA dijo...

Sí Laura, creo que sí, el tiempo dirá.

Vantisch: también decimos "te quiero" muy a la ligera a veces.

Wycherly: Bienvenida y ponte cómoda, como en tu casa.

Vantysch dijo...

Si el chico de la historia que cuentas no hubiera salido jamás del coma...¿no crees que ella se hubiera arrepentido de no haberle dicho cuánto le quería?
Soy más de un Te quiero a la ligera que de un "tu ya sabes que te quiero", pero estoy de acuerdo contigo, a veces lo decimos sin que nos salga de dentro.

Un besote

ELECTRA dijo...

tremenda historia... me consuela saber que hay gente que se quiere con ese amor que todos soñamos,
besos y feliz san lorenzo!

Elena dijo...

Era y es AMOR, sin duda... de ése con que muchos soñamos... y pocos encuentran.
Un beso

PENSADORA dijo...

Van, creo que cuando realmente se quiere, sobran las palabras. Si El no hubiera salido del coma, ella habría estado tranquila por haberle acompañado sin palabras pero con gestos.

Elektra, Elena: ese amor soñado está a nuestro alrededor, sólo hay que abrirse.

Horrach dijo...

Está bien la historia. Aunque, y disculpen si me pongo cenizo, habrá que ver cómo evoluciona la cosa, porque un año 'de prueba' todavía es poco tiempo. En dos o tres más hablamos sobre si siguen juntos. Me recuerda un poco a la historia de ese chico americano mutilado en un atentado en Irak. La recordarán, pues fue muy famosa. Su novia se empeñó en casarse con él, como le había prometido, a pesar de que él estaba destrozado de arriba a abajo (prácticamente ni tenía cara). Pero ella se empeñó. 'Ejemplo maravilloso de amor', decía la prensa... Bueno, pues unos pocos meses duró la cosa. Luego se separaron, y cada uno por su lado. Esta segunda parte, por supuesto, se pasó por alto en la prensa (sólo recuerdo en reportaje en El Mundo), siempre más predispuesta a vendernos las historias cuando parece que acaban bien. Pero todas acaban mal. Siempre.

shalom

alberto dijo...

Hay historias de amor que enternece al mundo, aun en la falta de sensibilidad que carecemos gran parte de la sociedad. Yo vivi, y vivo mi historia de amor muy peculiar, pues el amor nacio en un cautiverio, sin esperanza de vida, hoy en dia lo vivimos y sentimos plenamente, tanto yo como mi pareja, siempre doy una escucha al las bonitas historias de amor.