martes, 5 de agosto de 2008

UNA EPOCA, UN MOMENTO… UNA CANCIÓN: EL PRIMER AMOR.

No fue el primero de todos, ni el último, pero sí el más importante en tiempo y grosor de sentimientos.

Gracias a él descubrí uno de mis grupos de culto: Grateful Dead. Psicodelia californiana de la buena.

Tengo muy fresco en mi memoria el día que escuché esta canción por primera vez. Éramos una pareja joven, debíamos llevar a lo sumo unos cinco meses saliendo y era la primera vez que osaba dejar el hogar de mis padres para pasar un fin de semana a solas con un chico. Pasábamos por el pantano de Yesa y llevábamos dirección a San Sebastián para disfrutar aquella noche de un concierto de Pink Floyd (del cual ya he hablado aquí). Recuerdo que me advirtió: “si eres sensible, te gustará este grupo… escucha”. Y así escuché por primera vez “Unbroken Chain”. Me cautivó y aumentó mi admiración por ese chico que me miraba sorprendido al ver las lágrimas brotar de mis ojos, de pura felicidad y emoción.

Así estaba yo a los 19 añitos, profundamente enamorada.

El tiempo pasó y mi amor acabó, pero no así un sincero sentimiento de respeto y admiración que todavía hoy sigue vivo y es mutuo. Así que siempre que escucho esta canción recuerdo una bellísima época de dulzura, claridad y serenidad junto a quien, de momento, ha sido el hombre al que más he querido (aparte de mi padre, claro).

En memoria de Jerry García, alma del grupo y líder del movimiento hippie psicodélico de Berkeley.
Llámenme anticuada, pero a veces pienso que nací veinte años tarde.

2 comentarios:

Laura dijo...

Los primeros amores deben ser inolvidables (digo yo), o al menos ese lo fue ya que guardas tan buen recuerdo. Besos.

triste_vida dijo...

El primer amor, en el que más sientes, en el que más entregas...los primeros besos con sentimiento, las primeras palabras de amor, los primeros sueños que se van haciendo realidad por sí solos...como olvidar todo esto?

Una canción que os une...eso siempre es un gran regalo, así siempre tienes algo que aumente la emoción de recordarle...

Besitos