viernes, 10 de septiembre de 2010

PROPIA RESPONSABILIDAD




Se ha puesto de moda en las noticias el asunto de los extranjeros que saltan a las piscinas desde los balcones de los hoteles. “Balconing”, lo llaman. Esto está suponiendo consecuencias que me resultan inauditas, como por ejemplo que los hoteles se vean obligados a instalar medidas de seguridad para evitar estos juegos.

Es lo que tiene la sociedad civilizada, los ciudadanos ya no somos responsables de nuestro propio civismo. Ni siquiera de nuestras propias vidas. El responsable es cualquiera menos nosotros.

¿Que se me va la cabeza y me tiro por un puente para abajo?, culpa del gobierno porque los puentes deberían tener protecciones anti-suicidas. ¿Que desde la habitación del hotel la piscina resulta más tentadora, me tiro y me mato?, culpa del hotel por no tener protecciones anti-idiotismo.

Se me ocurre que se invierte mucho en infraestructura proteccionista y poco en educación y valor humano. Me parece que cada vez nos damos menos valor, más que nada porque todo está hecho. Estamos protegidos y si no sabemos comportarnos o no tenemos la capacidad de valorar nuestras propias vidas, la culpa no es nuestra, será del gobierno.

¿Dónde queda la propia responsabilidad? ¿Dónde el sentido común?. No es cuestión del director de un hotel el que unos muchachos, faltos de materia gris suficiente, se jueguen sus vidas. No es cuestión del ayuntamiento que mi hijo haga el gamberro en el parque y, por tirarse de cabeza por el tobogán, se me haga tremenda cuquera . La cuestión es que si no nos enseñan no aprendemos y, en lugar de enseñarnos, nos están “aborregando”: todo en bandeja para que usted haga lo que le de la gana y no nos pueda denunciar.

Pronto olvidaremos que también existe la propia responsabilidad, la que nos dicta lo que está bien o mal para uno mismo. Total, al final terminaremos saliendo de casa con tobilleras, coderas y casco por imposición legal, no sea que nos caiga una teja en la cabeza o algo.

5 comentarios:

alfonso dijo...

balconing?con que no le caigan a nadie encima

El Pez Martillo dijo...

Y si no, con echarle la culpa al gobierno ya nos descargamos las espaldas. Bendito país.

La cosa está en que esos que se tiran lo hacen sin ser dueños de sí mismos (borrachos, drogados...), y entonces la prevención ha de ir por otro lado, y si se ponen hasta arriba de todo, al menos habrá que poner impedimentos para que su ceguera no les haga daño (aunque a veces uno piensa que todavía son pocos y tendrían que tirarse aún más por los balcones).

Rebeca dijo...

El sentido común creo que es lo más carente en esta epoca y la forma en que eludimos la responsabilidad y se la echamos a otros también.

¡Qué razón tienes Pensadora! alguien debería empezar a pensar en hacer menos borregos e idiotas.

Anónimo dijo...

al final tendran que poner rejas como a los niños... lo que interesa es que no venga este tipo de turismo basura que encima de no dejar un duro les tenemos que pagar la pierna rota...
bess, Electra

karlos dijo...

Pues yo creia que era bueno, que fomentaba el empleo para herreros, cristaleros, el que limpia la piscina, el forense, la funeraria, la compañia aerea que repatria...
En seri como dices falta cerebro y la culpa no la tiene el hotel por mucho que uno se coloque, cualquier dia los denuncian por dejar que salten