sábado, 6 de febrero de 2010

NO ESTAMOS LOCAS, SABEMOS LO QUE QUEREMOS


Vive la vida igual que si fuera un sueño…

Así reza la canción de Ketama que tampoco me gusta mucho, pero mira, para titular lo que estoy pensando ya me viene bien.

Parece ser que no soy la única despechada por esta nuestra blogosfera querida. Así que (¡como no!) Me ha dado por pensar.

Ante una ruptura que se motiva de manera ajena a nuestra voluntad, es decir, cuando el novio nos deja, las chicas solemos sufrir algún ataque de descomposición mental y solemos centrarnos en la auto acusación del tipo “tendría que haberlo visto venir” “me lo merezco por buenaza”, además del estado de shock del tipo “no me lo puedo creer, ¿otra vez?”. Esto más de una vez nos lleva a pensar que tenemos algún tipo de problema cerebral porque cuesta entender que el empeño que ponemos en lo que hacemos no de los resultados deseados.

Señoras, no estamos locas, simplemente sabemos lo que queremos. Pero lo que queremos no depende exclusivamente de nosotras. Al contrario de lo que ocurre en otras parcelas de nuestras vidas, en el amor, no podemos manejar la situación a nuestro antojo. Una relación es cosa de dos y de la misma manera que dos no discuten si uno no quiere, no hay noviazgo, o matrimonio, o “arrejunte” si uno no quiere.

El estado de shock y los sentimientos de culpabilidad no sólo son usuales sino que también son normales y eso no significa estar locas, simplemente significa que hay algo que no podemos controlar y necesitamos tiempo y pensamiento para recolocar nuestra vida que vuelve a ser en singular.

Así que, vivamos la vida igual que si fuera un sueño, con la alegría de pensar que lo más importante para vivir es tenernos a nosotras mismas. El resto solo es algo que queremos pero no necesitamos.

Dedicado a Rebeca.

5 comentarios:

Rebeca dijo...

Gracias Pensadora, eres un sol. Pero yo no pensaba en la culpa, si no más bien en la rabia, de haber puesto todo de tu parte y no conseguir absolutamente nada, que me lo veía venir y que he sido demasiado bueno son certezas, he estado viviendo un sueño y fingiendo un papel sólo para conseguir lo que quería y claro, es más que evidente que no iba a funcionar, porqué Toto nunca quiso conocer a la persona que soy y yo nunca supe como llegar hasta él.

El amor es muy extraño, a veces conocemos a personas maravillosas y sin embargo no nos enamoran, ahora nos ha tocado ser a nosotras las personas maravillosas con las que no se quieren quedar, y eso fastidia hasta al infinito ¿por qué si todo lo hicimos bien porqué no funciona? supongo que todo depende de los tiempos, del momento, en el caso de Toto no era su tiempo para el amor, así que pronto pasaré como algo más en su vida (su mejor recuerdo de España según él), pero me queda la esperanza de que no tenemos que cambiar nada, que somos como somos, y que por ahí seguro que hay alguien que nos quiere con toda nuestra perfección e imperfección, ellos sólo fueron una pequeña espinita en el camino, la suerte del amor es que te permite enamorarse tantas veces como sea necesario.

Así que rezo por las dos, por encontrar ese principe o sapo que nos adore y al que adoremos, y si no para querernos mucho a nosotras mismas y seguir pensando que aunque nos hayan pisoteado no por eso tenemos menos valor. Viviremos la vida como si fuera un sueño, con alegría y superaremos esto, como ya superamos tantas cosas, y en algún momento la felicidad se acordará de que existimos.

Un beso Pensadora, seguimos siendo más fuertes de lo pensamos y unas supervivientes! Me quedo con tu inmensa sonrisa! Pensboy es sólo idiota y Toto un estúpido.

El Titanic, también se hundió dijo...

Todo pasa y todo llega en esta vida. Sin poner en duda lo estupendas que ambas podéis ser, toto y expensboy no tienen porque ser necesariamente estúpidos por no haber querido seguir viviento su vida junto a vosotras. Simplemente es tiempo de nuevas oportunidades para los cuatro. Ánimo.

salvadorpliego dijo...

Bien por esa rotunda convicción.

Un placer leerte. Saludos.

PENSADORA dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO CON TITANIC: Ni el uno ni el otro son tontos, simplemente no estan en consonancia con nosotras.

REBECA, lo que hay que hacer es seguir y ya está, cuesta un rato, pero verás que pronto tendrás buen recuerdo de toto. Al menos no han sindo rupturas horrorosas de esas que te dejan mal sabor. Mientras estuvimos... estuvimos bien. Eso es lo que nos tenemos que quedar.

Bienvenido SALVADOR, ponte cómodo.

Abrazos a tod@s!

Rebeca dijo...

No, no ¡aclaro! no es estúpido por no quedarse conmigo, es estúpido por 10.000 comportamientos feos y desagradables que ha tenido conmigo y que yo he pasado por alto, sobre lo otro: nadie puede obligar a nadie a querer, más estúpida sería yo por querer que así fuera.